Estudio sobre murales prehispánicos revelan tácticas de guerra de los mayas

Un estudio hecho por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a murales ubicados en las zonas arqueológicas de Chichén Itzá, Chacmultún, Mulchic e Ichmac de los estados de Yucatán y Campeche; revelan las tácticas de guerra y el tipo de armas que utilizaban los mayas en sus batallas.

Un análisis iconográfico a revelado aspectos aspectos como armamento, mando, comunicación y tácticas empleadas por los mayas. Los murales datan de entre los años 600 y 1000 después de Cristo.

Los murales revelan que sus tácticas de ataque y defensa. Los mayas no atacaban directamente como los romanos, sino que buscaban diferentes flancos para acorralar al enemigo y evitar los contraataques. Usaban armas de choque y arrojadizas como las hachas; además de que lanzadardos, que eran utilizados para atacar a los enemigos a una distancia de hasta 100 metros. Para su defensa, usaban una coraza de algodón endurecida con sal y escudos de madera.

También tenían jefes de guerra. Entre ellos estaba el mismo gobernante que se distinguía de los demás porque portaba elementos que le atribuían autoridad como grandes tocados de plumas, orejeras, narigueras y pectorales. Lo que se desconoce es si los guerreros mayas eran soldados de tiempo completo o solo eran reclutados en tiempos de guerra; aunque por su capacidad de organización en su civilización y sus estrategias me hace pensar que tenían un fuerte y temido ejercito de tiempo completo, además de muy bien entrenado.

Los mayas también tenían un sistema de comunicación sonoro emitidos por clarines, trompetas y tambores. Además también se pintaban el torso y el rostro para poder distinguirse de los demás.

Todo esto ya hacían los mayas para defender su civilización. Estos estudios demuestran el porqué fueron una de las grandes e importantes civilizaciones del mundo y recientemente una de las más estudiadas.

Foto: EFE