México, entre los países más atractivos para la inversión manufacturera

Según el Índice Global 2010 sobre Competitividad en Manufactura, México se encuentra en la séptima posición entre los países más atractivos para la inversión manufacturera. La posición de privilegio la ocupa China.

Según el estudio, nuestro país destaca por la producción automotriz, la fabricación de componentes electrónicos, materiales para la construcción y productos aeropaciales. El informe está basada en las respuestas otorgadas por más de 400 directores generales y altos ejecutivos nivel mundial, así como en entrevistas con tomadores de decisiones pertenecientes a la industria de manufactura.

Actualmente los primeros siete países más atractivos para la inversión manufacturara son los siguientes:

  • China
  • India
  • Corea del Sur
  • Estados Unidos
  • Brasil
  • Japón
  • México

Analistas estiman que países latinoamericanos como México y Brasil lograrán superar a países como Japón y Estados Unidos respectivamente; por lo que México se podría en la sexta posición en los próximos cinco años. Esta posición se debe gracias a que la producción manufacturera en México es de alta tecnología, la mano de obra barata y sus productos de alta calidad.

Los fabricantes en México siguen disfrutando de una mano de obra barata y fabricando al mismo tiempo productos de alta calidad respaldados por mejor tecnología y especialización en áreas clave.

También tiene que ver el factor geográfico. Ser vecino de la mayor potencia mundial le da muchas ventajas sobre otros países ya que la cercanía con los Estados Unidos puede ayudar a disminuir los costos de transporte. El informe también destaca que el avance en las telecomunicaciones ha influido de manera notable para posicionar a México en esta posición.

Considero muy importante que México logre sobresalir aún más tanto en este aspecto como en el turismo. México debe de dejar de depender totalmente de sus ingresos por el petróleo ya que en el 2017 el país podría dejar de exportarlo, situación que nos hundiría en una profunda crisis de la que no será muy difícil de salir si no tenemos alternativas de ingreso.

Foto: International Business Times