IPN trabaja para producir vacuna contra la cocaína

A pesar de que las investigaciones científicas no son "el fuerte" d nuestro país, le correspondió al secretario de Salud, José Ángel Córdova, comunicar los avances que se están teniendo en el desarrollo de lo que se conocerá como una "vacuna contra la cocaína", indicando que en experimentos con ratas ya lograron bloquear los efectos de esta droga.

Se le conoce como vacuna dada la respuesta inmunológica que se consigue en la la célula blanca, que bloquea la molécula de la droga, generando anticuerpos que bloqueen su actividad ante su presencia, impidiendo por tanto que ésta llegue al cebrero y volviéndola inocua.

Este medicamento no pretende limitarse sólo a actuar contra los efectos de la cocaína, sino también de la heroína, metanfetaminas (drogas sintéticas), morfina y nicotina. Las investigaciones van lentas, pero son muy promisorias, y le tomará aún entre 5 y 10 años para sacar un producto comercial. Cabe señalar que el Instituto Politécnico Nacional tiene ya 6 años involucrado en este trabajo y ha conseguido que reconocidos centros de salud en Estados Unidos estén colaborando en el proyecto.

Estadísticas de la última Encuesta Nacional de Adicciones arrojan que entre el 2002 y 2008 el consumo de drogas ilegales (mariguana, cocaína, heroína, metanfetaminas, alucinógenos, inhalables y otras drogas) registró un aumentó del 4.6% al 5.2% en el grupo poblacional entre los 12 y 65 años, siendo la mariguana y cocaínas las drogas de mayor demanda.

Por un lado, me parece muy interesante la investigación -y resultados- emprendida por el IPN, pues es un importante estímulo para proyectos similares en otras áreas, me refiero al respaldo gubernamental y extranjero que puede recibirse. Pero por otro lado, pienso, sin estar muy entendida en las posibles consecuencias, que ello llevaría a los "vacunados" a la búsqueda de otras drogas más tóxicas y que sí les generen las reacciones que buscan, volviéndose entonces contraproducente su aplicación.

Imagen: blakespot