Carlos Slim retira publicidad de Televisa: The Wall Street Journal

Como comentábamos desde hace varios meses, existe un duelo entre dos de los más grandes monopolios del país: Televisa vs Telmex. Todo comenzó a raíz de que Televisa entró de lleno al mercado de las telecomunicaciones ganando licitaciones de fibra óptica y espectro radioeléctrico para competir con las empresas de Carlos Slim en Internet y telefonía movil.

El día de hoy, The Wall Street Journal revela un nuevo episodio en esta rivalidad: las empresas de Carlos Slim (Grupo Carso) retirarán la publicidad emitida en la televisora de Emilio Azcárraga; medida con la que Televisa dejaría de ganar alrededor de 75 millones de dólares (unos 900 millones de pesos) en este 2011.

Según el diario estadounidense, las razones de Grupo Carso para tomar esta drástica medida se deben a que Televisa aumentó sus tarifas entre un 10 y un 15 por ciento este año, aunque se especula que puede deberse a las diferencias que han tenido en el segmento de las telecomunicaciones. Y razones para sostener la especulación existen.

Desde hace varios años, Telmex ha querido meterse al negocio de la televisión por cable; pero por diversas razones, validas o no, no ha logrado que le modifiquen su concesión para meterse de lleno al negocio del triple play. Sin embargo, desde hace algún tiempo, Telmex firmó un contrato comercial con MVS Comunicaciones para poder facturar el servicio de televisión satelital Dish; pero es tan mutuo el acuerdo que prácticamente es Telmex quien vende este servicio.

Ante esto, la semana pasada, Televisa pidió a la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) que se investigara esta relación, ya que considera que con esto Telmex se brinca la prohibición que tiene para vender servicio de televisión. Y es que esta demanda puede ser en respuesta a que el servicio de la competencia, Sky, se ha visto afectada gravemente; ya que según la revista Proceso, le han arrebatado más de dos millones de clientes.

No estoy seguro si Grupo Carso sacará los anuncios de todas sus empresas, o solo los de Sears Roebuck de México y Grupo Sanborns. Tampoco he podido confirmar si en estos momentos algunos anuncios de las empresas de Slim se encuentran fuera del aire, si saldrán en las próximas semanas o será hasta que se cumplan los contratos que ya se tenían firmados (alguien que tenga tele, que nos avise).

Yo no se quien pierde más. Por un lado los ingresos de Televisa por anuncios de empresas de Carlos Slim representan alrededor del 4 por ciento, una cantidad nada despreciable. Por el otro lado, las empresas de Grupo Carso dejarían de aparecer en los canales más vistos del país. Y aunque estas empresas prácticamente se hacen publicidad solas, la competencia se torna cada vez más dura en las telecomunicaciones del país.

¿A qué monopolio le van, al de Azcárraga o al de Slim? Por mi parte, pronóstico reservado.

Foto: Vanguardia