Iglesia de Saltillo incluye a la comunidad homosexual en su proyecto pastoral

Hace no mucho comentábamos aquí en Vivir México la noticia de que la Diócesis de Saltillo fomentaba el respeto hacia la comunidad homosexual a través de un foro de diversidad sexual realizado por la misma institución. Dicho foro concluyó el día de ayer y para sorpresa de muchos, dentro del Proyecto de Renovación Pastoral de la diócesis mencionada se ha incluido a algunos miembros católicos de la comunidad homosexual.

Hay que comentar que el Foro de la diversidad sexual realizado en la ciudad de Saltillo fue sujeto a diversos comentarios y acusaciones de diferentes grupos católicos y miembros de la iglesia por el apoyo que la diócesis del estado de Coahuila otorga a la diversidad. Ante todo esto el obispo de la localidad: Raúl Vera López ha comentado que "los homosexuales deben ser aceptados en el seno de la Iglesia y es urgente combatir la discriminación de la que son víctimas, donde su diócesis intenta "barrer" a la homofobia e intentan hacer que no se sientan excluidos de la Iglesia".

"Por eso nos dicen que estamos fuera y en contra de la doctrina de la Iglesia, que estamos alentando los matrimonios (homosexuales). Pero lo único que defendemos es un estatus jurídico para que, a través de éste, puedan defender sus derechos humanos, arreglar los problemas que tengan donde viven y esto es mínimo.”

¡Vaya! ¡Por Fin! y todo tipo de expresiones de complacencia y todo mi respeto hacia el obispo de Saltillo, pues parece ser el representante católico más inteligente y ubicado que existe hoy en día. Aplausos para el Obispo, primera persona que no antepone las palabras de un libro escrito hace más de dos mil años y está consciente de las libertades que se viven en la actualidad. Aquí no se habla de lo que está bien o lo que esta mal para los ojos de Dios --que creo que lo más "obvio" sería el matrimonio homosexual-- si no el apoyo y la defensa de un estatus jurídico --de nuevo, palabras de un hombre sabio-- para mejorar la calidad de vida de cualquier persona con una diferente preferencia sexual o que es sujeta a la discriminación.

Pero las sabias palabras no terminan aquí, también menciona que:

No se debe condenar a las personas por sus preferencias diferentes, estas personas “sufren torturas, desprecios en su casa, en sus trabajos los corren y de los grupos de Iglesia los sacan, entonces me preguntó ¿dónde está la misericordia de la Iglesia?

Esa misma pregunta nos la hacemos todos. Si la misma Iglesia quien debería de promover el amor al prójimo y el amarse los unos a los otros como son, ¿por qué debe de recurrir a la discriminación y a la intolerancia de personas diferentes?

Tengo que admitir que el señor Vera ha estado cambiando mi idea de lo que la Iglesia se ha estado convirtiendo. Me pongo de pie ante el y todo el apoyo que están ejerciendo en pro de las minorías, pues también apoyan a los inmigrantes y a los pobres como debería de ser. No seré católico pero creo que muchos homosexuales podrán ver un rayo de esperanza ante la aceptación de su condición en comunión con sus preceptos religiosos. Ojalá que muchos religiosos sigan su ejemplo, pues hace mucha falta gente como él en una institución que pierde cada vez más creyentes con el paso del tiempo.

Foto: Cristianos Gays