Silvia Torres-Peimbert, reconocida por buscar respuestas en el cielo

Silvia Torres Peimbert es una astrónoma que busca respuestas en el cielo. Pero no, aunque suenen parecidos su título y quehacer, no confundamos su labor científica con la astrología. Las respuestas que ella busca están enfocadas a preguntas que trascienden los tópicos de la fortuna, los maleficios y el mal de amores. A través de sus estudios sobre la composición química de las nebulosas planetarias ella está contribuyendo a responder uno de los grandes enigmas del universo: ¿Cómo empezó todo?

Hace unas horas esta científica mexicana recibió el premio L'ORÉAL-UNESCO de Ciencias de la Vida en París, Francia. La profesora emérita del Instituto de Astronomía de la UNAM se hizo acreedora a este galardón por sus aportes al estudio de la composición química de la nebulosas planetarias, pionero en latinoamerica. Este reconocimiento se entrega anualmente a sólo cinco mujeres (una por cada región del mundo) por sus contribuciones al acervo científico de la humanidad. Junto con Torres-Peimbert, elegida como representante de América Latina fueron premiadas Faiza Al-Kharafi por África y Estados Árabes, Vivian Wing-Wah Yam por Asia y el Pacífico, Anne L ó Huillier por Europa y Jillian Banfield por América del Norte. Las cinco científicas galardonadas recibirán cada una, 100 mil dólares (alrededor de un millón 230 mil pesos) y el reconocimiento internacional.

Silvia Torres es una de las primeras mujeres que incursionó en la astronomía. Es egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM y doctorada por la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos. Exdirectora del Instituto de Astronomía, ha sido pionera en México del uso de satélites astronómicos, una de las pocas mexicanas que han tenido el privilegio de trabajar en el Observatorio Espacial Internacional IUE (International Ultraviolet Explorer) y el telescopio Espacial Hubble (HST). Dentro de la academia se ha desarrollado como coordinadora para las ciencias físicas y químicas y la ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México. También es miembro de la Sociedad Americana de Astronomía y de la organización científica internacional TWAS, además de haber fungido como vicepresidenta de la Unión Astronómica Internacional (UAI).

Sus estudios combinan aspectos de la astrofísica observacional con las teorías físico-matemáticas, enfocando su línea de investigación a resolver uno de los problemas fundamentales de la ciencia, como lo es el origen y la evolución de las abundancias de los elementos químicos en el Universo. Su trabajo consiste, en términos simples, en analizar los componentes químicos de gases que rodean a las estrellas gigantes rojas. En sus palabras para la emisora de la ONU:

Este tipo de objetos son objetos como el sol, que han terminado su combustible, se les ha agotado; es un combustible muy duradero que le ha ayudado al sol en sus 4600 millones de años que lleva de vida. Hasta que termine su actividad y se desprenda de las capas exteriores. Se va, digamos, a dividir en dos partes. La parte central se condensa, se formará una estrella que le llamamos enana blanca. La parte externa se evapora, se disipa y se va al espacio para nunca regresar.

La astrónoma mexicana estudia la fase en que los gases envuelven a la estrella antes de disiparse, lo que le permite determinar cuál es la composición química de esos gases para saber cómo se comportaba el gas cuando se formó este estrella y cuál era su papel. Todo esto ayuda a reconstruir la historia del universo, el origen de todo. Estas son las respuestas que Silvia Torres busca en el cielo. La científica, además de este reconocimiento, ha sido galardonada con la Medalla Guillaume Bude, del College de France y el Premio Universidad Nacional en el área de Ciencias Exactas.

Foto: Palabra de Mujer