La adopción ahora es posible para familias «no tradicionales» en Puebla

Hace unas semanas en el estado de Puebla a través de una iniciativa hecha por el DIF estatal, se daba pie a una propuesta para mejorar los métodos de adopción en el estado. Dicha propuesta viene a reducir los trámites legales así como el tiempo que se requería para este tipo de procesos, algo que para muchas familias poblanas significaba una oportunidad de tener una descendencia así como de proveer un hogar a un niño que no lo tiene.

Para sorpresa de muchos --incluido este humilde escritor-- el tema de la adopción en Puebla no ha terminado ahí. Resulta que la administración del estado ha abierto el proceso de adopción para famílias versátiles --¡espera!, esto es una broma ¿verdad?--, pues como menciona el presidente de la Gran Comisión del Congreso, en el estado están conscientes de la existencia de núcleos familiares diferentes --no enserio, ¡esto es una broma!-- y que el requisito del vínculo matrimonial era algo excesivo --insisto, ¡tiene que ser una broma!--.

Y es que con esta apertura de adopción para otro tipo de familias se le da la oportunidad prácticamente a cualquier persona de adoptar a un niño en el estado, siempre y cuando se cumpla con los requisitos necesarios para el proceso. De una manera más específica, se le da la posibilidad a las personas solteras y con solvencia económica de adoptar a un infante sin importar si se trata de un hombre o mujer. Aunque por supuesto han preferido evitar hacer comentarios al respecto ante las preguntas de la prensa sobre si una persona homosexual pudiera aplicar al proceso.

Dentro de los requisitos que se necesitan para las personas solteras podemos encontrar los siguientes:

  • Que la persona adoptante cuente con una edad mínima de 25 años y una diferencia de 17 años con el menor en adopción.
  • I. Que los adoptantes cuenten con los medios suficientes para proveer subsistencia y educación del adoptado.
  • II. Que los adoptantes no tengan antecedentes penales.
  • III. Que la adopción sea benéfica para la persona que se pretenda adoptar.
  • IV. Que el adoptante o adoptantes, sean idóneos para adoptar.
  • V. Que el adoptante acredite su estado de salud para cumplir cabalmente con sus responsabilidades.
  • VI. Que cumplan con las demás leyes establecidas en la constitución así como tratados internacionales y en materia de Derechos Humanos.

Tengo que admitir que el enterarme de esta noticia me ha dejado sin palabras. Nunca pensé que el estado de Puebla característico por su hipocresía religiosa se convirtiera en uno de los impulsores conscientes sobre la existencia de familias no tradicionales, lo cual me da muchísimo gusto ya que significa un avance enorme en materia de sociedad y no, de religiosidad. Estoy casi seguro que cuando los poblanos se enteren de esto, todas las miradas, cámaras y reflectores de dirigirán a los campanarios de la catedral y con ello no tardarán en salir las voces y las marchas en pro del modelo tradicional, tal y como sucede en Jalisco, alegando el peligro al que pueden estar sujeto los infantes con decisiones como esta.

Pero todavía falta un poco para ello, mientras tanto me enorgullece saber que con esta apertura se demuestre un pequeño cambio en el Gobierno Estatal, el tema de las parejas y solteros homosexuales está de más en este caso, pues es obvio que a muchos en Puebla no les ha de parecer. Aun así, veo con buenos ojos esta decisión del gobierno para apoyar a toda esa gente que no puede tener un hijo y que tanto anhelo guardan por recibir tal privilegio. Nada más como consejo personal, deberían de promover ese poquito de apertura en otras instancias del gobierno; como el Instituto Poblano de la Juventud, por mencionar alguno.

Imagen: Papá Soltero TV y espectáculos