Exigen la destitución de Norma Edith Martínez tras marcha antigay

¿Recuerdan la llamada marcha antigay en Guadalajara? Pues bien, después de que este sector social pidiera al gobierno frenar reformas que beneficiarían a una numerosa población del estado, algunas personas hicieron notar su molestia contra la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) por permitir que una de sus consejeras ciudadanas fuera también, organizadora de esta marcha.

Su nombre es Norma Edith Martínez Guzmán y como lo mencionamos antes, se tiene sospecha que ciertas quejas en tema de homofobia e igualdad de derechos han sido ignoradas y les han dado carpetazo porque esta persona tiene intereses personales muy bien jugados dentro del organismo que se supone no debería de ejercer discriminación alguna.

Hasta el día de hoy se han presentado 142 quejas en su contra y se ha exigido al organismo que se le de inmediata salida por participar en una marcha que claramente tiene tendencias discriminatorias y además por tratar de promover dichas reformas en el senado.

El asunto es grave. En Jalisco se tienen serios registros de violencia contra personas homosexuales que han terminado en muerte y nunca se ha podido llegar a una solución clara contra los que las perpetúan o contra el gobierno que no ha podido hacer nada y que hasta en cierto punto, permite que la homofobia siga creciendo al permitir que muchos de sus integrantes formen parte de este tipo de movimientos y usen su cargo público para promover sus intereses.

De las 142 quejas interpuestas 114 fueron hechas directamente en las oficinas de la CEDHJ y las demás llegaron por internet y correo electrónico, pero no se descarta en lo que resta de esta semana comiencen a llegar más, pues asociaciones que defienden los derechos homosexuales y algunos integrantes de la sociedad civil ya las están haciendo llegar.

Como en otras ocasiones aquí podemos hacer una reflexión sobre la libre expresión: ¿hasta dónde tiene derecho esta consejera ciudadana por los derechos humanos de expresar su opinión al respecto sin que afecte o se sospeche que afectó a su trabajo? Yo creo que es una cuestión muy seria, pues como integrante de un organismo que tiene muchas relaciones con el gobierno y al expresar su desencanto con un sector de la sociedad y la posibilidad de igualdades legales que pueden llegar a tener, está dejando claro que el trabajo que desempeña profesionalmente está comprometido por sus creencias y por ello debería tomarse a consideración trasladarla a otra área de trabajo o destituirla.

Ahora con toda esta controversia Martínez Guzmán está siendo señalada por rumores de que es por ella que temas como derechos sexuales, reproductivos, de transparencia o rendición de cuentas se han visto obstaculizados e ignorados y por ello se necesita su renuncia.

Mientras son peras o son manzanas personalmente creo que la CNDHJ si debería hacer un pronunciamiento a favor, en contra o bajo investigación del trabajo y desempeño de esta mujer.

Imagen: SalazarGDL