¡Al fin! Logran apagar incendios en Coahuila

Los incendios en Coahuila finalmente fueron sofocados

Hace casi ya un par de meses, descargas eléctricas provocaron incendios en el estado de Coahuila que terminarían por devastar 288 mil hectáreas en nueve municipios de la entidad. El día de mañana, Juan Manuel Torres Rojo, director de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) entregará a las autoridades coahuilenses un informe sobre la situación actual de los siniestros para la resignación de personal y recursos; es decir, que culminaron los trabajos.

Desde el principio, Jorge Torres, Gobernador del Estado, anunció que no se escatimarían recursos para los esfuerzos por controlar el fuego, sin embargo, la falta de coordinación entre el Gobierno Federal y la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) dejó en evidencia la falta de capacidad de ambas instancias al momento de responder ante la crisis ambiental.

A pesar de que hace unos días se hablaba de 286 mil hectáreas afectadas, la Semarnat y la Conafor han emitido un boletín de prensa donde se estima que la superficie afectada sería de sólo 252 mil 515 hectáreas, de las cuales únicamente seis mil 596 corresponderían a arbolado, mientras que el resto se reparte entre pastizales y matorrales.

La cantidad de recursos destinados al combate de los siniestros en Coahuila dejó cifras sin precedentes. Se invirtieron más de 445 millones de pesos para la labor de más de mil 200 brigadistas. Además, se utilizaron unos 22 helicópteros y aviones, 38 vehículos terrestres, dos aviones Hércules C-130 estadounidenses y un hidroavión proveniente de Canadá. Aunque se registró un saldo blanco, los municipios de Acuña, Múzquiz y Ocampo fueron declarados zonas de desastre.

Hace un par de días, especialistas de la UNAM anunciaban que ya preparaban un recuento de los daños, sobretodo en vista de la fauna que perdió su hábitat a causa del fuego, con la finalidad de ayudarlos para rescatarlos de la caza furtiva y proveerlos de comida y agua. Esperemos que no se dé vuelta a la página sin haber aprendido una lección y se actúe mejor en futuras contingencias, además de que se haga un buen trabajo en los programas de restauración.

Imagen: Territorio de Coahuila y Texas