«La Típica» celebrará su declaratoria de Patrimonio Cultural

Siguiendo el lema que los acompaña desde su fundación "tocar lo más popular de la música clásica y lo más clásico de la música mexicana", la Orquesta Típica de la Ciudad de México ofrecerá un recital el próximo martes 31 de mayo en el escenario del Teatro Esperanza Iris para celebrar su nombramiento como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México y donde, además, lanzará su nuevo disco.

"La Típica" como también es conocida popularmente, fue declarada Patrimonio Cultural Intangible el pasado 21 de enero por el Gobierno del Distrito Federal, en un hecho calificado como "inédito en América Latina" por el antropólogo e investigador del INAH, Bolfy Cottom, quien destacó la importancia de esta declaratoria por reconocer parte de la historia de la ciudad y la recuperación de sus espacios públicos debido a que la orquesta ha mantenido una relación estrecha con la comunidad a través de la difusión de la música popular y culta mexicana en los distintos espacios abiertos de la capital, el país e incluso el extranjero.

La Orquesta típica de la Ciudad de México fue fundada en 1884 por Carlos Curti a iniciativa de "Encarnación García y Andrés Díaz de la Vega, salterista y bandolista respectivamente, quienes concibieron la idea de experimentar primero con instrumentos típicos y luego de otras familias, a fin de encontrar un sonido agradable, diferente y quizás original". Bajo el nombre de Orquesta Típica Mexicana dieron su primer concierto "oficial" el 20 de septiembre de 1884 en el Teatro del Conservatorio ante personalidades de la época como el entonces Presidente de la República, Manuel González y el recién electo (aunque aún no en funciones) Porfirio Díaz.

Desde entonces su repertorio ha sido fundamentalmente adaptaciones de temas populares a la música de concierto, incorporando instrumentos típicos como la marimba, el salteiro e instrumentos autóctonos como el huehuetl, teponaztles y raspadores. En sus filas han estado a lo alrgo del tiempo protagonistas de la música mexicana en sus diversas expresiones, tales como Celia Treviño (quien fuera primer violín femenino de Latinoamerica), Higinio Rubalcava, Juan Solis, Juventino Rosas, Tito Guízar o Pedro Vargas.

Su repertorio está compuesto por más de 900 obras y arreglos creados especialmente para la orquesta, por lo que sus recitales son un recorrido por la historia mexicana a través de sus expresiones musicales, comenzando con los sonidos e inquietudes del México Independiente hasta alcanzar nuestros días. Como ha expresado el antropólogo Bolfy Cottom la importancia de esta declaratoria radica en que:

marca el inicio del reconocimiento de instituciones, en este caso musicales, como patrimonio cultural. Si el gobierno reconoce esta agrupación es porque la sociedad lo ha demandado, pues tiene un valor y una importancia para su dinámica cotidiana e histórica.

Imagen: Defecito.com