Cineteca Nacional Siglo XXI: la nueva casa del cine mexicano

La Cineteca Nacional ha sido desde su creación un punto de encuentro entre el cine de arte y el público cinéfilo de la capital. Inaugurada en 1974 en lo que otrora fuera uno de los foros de los Estudios Churubusco, encontró su sede definitiva en 1984, sobre la avenida México-Coyoacán. Y a pesar de que a lo largo de más de tres décadas la Cineteca se ha consolidado como un punto clave para la difusión y conservación del cine hecho en México, su infraestructura ha tenido pocos cambios, volviéndose ineficiente para adecuarse a las necesidades de su público. Por ello, el Conaculta ha decidido remodelar este inmueble, invirtiendo más de 380 millones de pesos.

Consuelo Sáziar, titular del consejo, anunció que las obras comenzarán a partir de otoño y que estarán a cargo del arquitecto mexicano Michel Rojkind. El proyecto Cineteca Nacional del Siglo XXI contará con cuatro nueva salas (una de ella en 3D), dos bóvedas, un laboratorio de restauración, áreas vedes, un foro abierto y albergará el Museo del Cine Mexicano. Y no se preocupen por quedarnos un año sin cineteca --el tiempo esperado para concluir la obra--, porque ésta será realizada por partes, además de que no representará aumento en el costo del boleto. Todo esto lo dio a conocer Paula Astorga, directora de la institución. Y no es para menos, como ella mencionó, la Cineteca estaba "llena de parches" y el deterioro era notable.


Las maquetaciones del proyecto que han difundido están para salivar. ¿Pero dónde cabrá tanta maravilla? Pues bueno, en el mismo terreno que ahora ocupa. Según su directora, sólo se ocupa actualmente el 42.47 por ciento del área total. Estas mejores incidirán directamente en la difusión fílmica, pues de seis pantallas la oferta crecerá a diez; es decir, mayores opciones en cuanto a contenido y exhibición del cine mexicano de calidad. También se aumentará su capacidad de conservación con la construcción de dos nuevas bóvedas. Actualmente, en cuatro bóvedas del edificio se albergan más de 15 mil cintas del cine mundial; en otra más se mantiene el archivo no fílmico, constituido por carteles, fotomontajes, fotografías, diapositivas y negativos. Además, para contribuir a dicho fin, se construirá un laboratorio de restauración digital.


Este parece ser otro de los megraproyectos que el Conaculta dejó para el final, como el rescate de la Ciudadela. Si te interesa conocer más acerca del proyecto arquitectónico de lo que será la Cineteca Siglo XXI te recomiendo visites el sitio Obras Web, donde se detallan más datos técnicos.

Imagénes: Obras Web