El Cinvestav presenta a Mex-One, el humanoide más avanzado de Iberoamérica

Hace casi un año les hablábamos de Mex-One, un robot humanoide desarrollado por el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav). El día de hoy han anunciado que han terminado con el armado y ahora comenzarán a darle una memoria.

El Cinvestav presume que Mex-One es el robot en su tipo más avanzado de Iberoamérica. Algunas de sus capacidades son mantenerse en pie, caminar en línea recta, patear un balón, seguir con la vista objetos de color homogéneo y calcular su posición en tres dimensiones; pero la más importante, recordar experiencias y aprendizajes.

Mex-One pesa unos 15 kilogramos y mide poco más de un metro. A pesar de su "corda edad", ya puede realizar algunas tareas domésticas y culturales, como servir de guía en un museo o estar al cuidado de la salud de las personas en los hospitales.

Algunas de sus características técnicas son las siguientes:

  • Cuenta con dos computadoras de alto rendimiento que atienden 80 dispositivos periféricos.
  • Una de ellas es de tipo Athena, la cual se encargará de atender los numerosos sensores y adaptar los parámetros de los controladores.
  • La otra es de tipo Poseidón y se encarga del procesamiento de datos e imágenes a alta velocidad.
  • Ambas computadoras estan conectadas a un servidor de 4 Teslas inalámbrico que actúa como una extensión del cerebro del robot.
  • Cuenta con 36 grados de libertad: 6 en cada pierna, 2 en la cintura, 5 en cada brazo, 4 en cada mano y 4 en la cabeza.
  • Para estos movimientos, se han empleado técnicas de álgebra geométrica en física moderna y matemáticas aplicadas para desarrollar los algoritmos.
  • Mientras el robot funciona, enviará datos pre procesados al servidor.
  • Estos datos serán refinados para encontrar parámetros de conocimiento mientras esta apagado. Un comportamiento muy parecido a cuando un humano duerme.
  • Tendrá manos con tres dedos controlables y plantas con sensores.

Este humanoide es mucho más barato que otros robots. Se invirtió apenas 100 mil dólares, mientras que un androide como el Qirio de Sony superó los 1.3 millones de dólares. Y no solo eso, presumen que está al nivel de desarrollos de países como Estados Unidos, Japón y Europa.

Un enorme trabajo del Cinvestav. Y una muestra de que invertir en ciencia y tecnología puede ser muy rentable para el país.

Foto: Terra