En Chihuahua y Guerrero 41 crímenes de odio en lo que va del año

En lo que val del año, en los estados de Chihuahua y Guerrero se han registrado 41 homicidios que por sus características encajan en la descripción de crímenes por odio u homofobia. Entre ellos se encuentra el caso de Quetzalcóatl Leija, activista guerrerense que fue asesinado a golpes por sus agresores. De acuerdo a los registros llevados por las organizaciones de derechos humanos, de 1995 a 2009 se contabilizaron 705 asesinatos por odio, en los cuales, como ya se ha dicho antes, predomina la saña.

A decir del activista Javier Marmolejo, el número de agresiones en Chihuaha han aumentado en las últimas semanas; desde asesinatos, hasta amenazas de convertir la Marcha del Orgullo local en "La Marcha de la Sangre". Ello aunado a las extorsiones que realizan las policías municipal y estatal contra mujeres transgénero, donde se les condiciona su libertad a cambio de tener sexo con los agentes. En vista de esta situación, integrantes de diversas organizaciones de la capital y representantes de los estados, realizaron en un mitín en la Ciudad de México para exigir el cese de las agresiones, exigiendo la pronta atención de los gobiernos estatales.

Entre las demandas, los diversos grupos exigieron el esclarecimiento de los asesinatos, además de justicia y reparación del daño a las víctimas o deduos, tal y como debería hacerse con cualquier otro ciudadano. Esto sólo será posible con el establecimiento de políticas públicas específicas dirigidas a eliminar los crímenes motivados por una preferencia sexual o una identidad de género determinada. La urgencia de estas políticas quedó manifiesta con el caso de Quetzalcóatl Leija, donde las autoridades adujeron su deceso a una "animadversión entre dos homosexuales", en vez de apuntar hacia quien se presume fue su asesino, Manuel Alfonso Sandoval Reyes --al menos según las investigaciones del Centro de Estudios y Proyectos para el Desarrollo Humano Integral--.

Las legislaciones por sí misma no resuelven la situación, pero dotan de las herramientas legales para poder actuar en detrimento de estos ataques, comenzando por esclarecer los casos y sancionar a los delincuentes.

Imagen:Actualidad Gay