¡Feliz cumpleaños Metro! 12 momentos de sus 42 años

Uno de los habitantes más queridos --y odiados-- de la capital mexicana cumplió ayer 42 años. Se trata del Sistema de Transporte Colectivo Metro, el encargado de mover a más de mil 400 millones de almas al año. Aunque fue inaugurado el 4 de septiembre de 1969 por el otrora presidente Gustavo Díaz Ordaz, los usuarios tuvieron que esperar hasta las 6:00 horas del día siguiente para poder abordarlo. Según la crónica del periódico Excélsior, su primer conductor, Salvador Terrón y Gascón, salió puntual de la que ahora es la estación Zaragoza (en ese entonces, terminal de la línea 1), donde Raúl de la Rosa Grandados --el primer usuario del metro-- abordó al Gigante Naranja.

42 años y 12 líneas han pasado desde entonces. O bueno, 11 y cachito, porque la línea 12 aún sigue en construcción. Buenas experiencias y otras no tanto han ocurrido dentro de sus estaciones subterráneas, trayectos elevados o a flor de piso. En Vivir México hemos registrado desde hace varios años su diario devenir. Y he aquí 12 momentos --por aquello de sus 12 líneas-- para celebrar su 42 aniversario. ¡Feliz cumpleaños metro!

1 Aunque no faltó quién viera al mismísimo Satanás detrás del aumento de la tarifa del metro, el 2 de enero de 2010 el mostro naranja aumentó su precio a 3 pesos. El mismo que se mantiene y que, por mucho, lo coloca como el transporte más económico del país. Especialmente si tomamos en cuenta su extensión y el número ilimitado de transbordos que se pueden hacer dentro de sus instalaciones. La medida fue una de las que mejor aceptación ha tenido entre la población. Con todo y que días antes se tuvo que restringir la venta de boletos 20 por persona, para que no agandallaran boletos para el 2010 a precio de 2009.

2 38 años después de haber iniciado sus operaciones, en marzo de 2008 --y con un mes de retraso-- comenzó la venta de tarjetas inteligentes para el metro. Increíble recordar cuando casi de a tiro por viaje uno debía formarse en la "cola el metro"; o comprarse uno de esos coquetos portaboletos de plástico donde uno metía sus boletos. Desde entonces, las tarjetas inteligentes se han vuelto el pan nuestro de cada día, con todo y que de repente uno pase la del metrobús en el metro, y ésta última en la del suburbano.

3 En 2009 dos estaciones del metro sufrieron un cambio de nombre. Etiopía --caracterizada por una cabeza de león-- se convirtió en "Etiopía/Plaza de la Transparencia" y Viveros --personificada en un atado de plantas-- se transformó en "Viveros/Derechos Humanos". La misma gata, sólo que revolcada. Un cambio que obedeció a un capricho populista del gobierno en turno y que nos costó 120 mil pesos.

4 Por polémicas no paramos. Sus vagones y andenes han sido partícipes de las problemáticas sociales que como sociedad nos afectan. Una de las medidas más sonadas, discutidas, condenadas y laureadas --todo al mismo tiempo-- es la división por sexo en el metro, donde a las mujeres se les confina en los primeros vagones del convoy, reservándoles a los ancianos y personas discapacitadas un vagón central y, a los hombres... pues donde quepamos. Esta medida, injusta para algunos --necesarias, para otras-- surgió a partir del aumento de denuncias por acoso sexual dentro de los vagones. Los famosos arrimones y manoseos que muchas chicas debían soportar como parte del calvario cotidiano.

5 Y ya entrados en arrimones y otras prácticas sexuales dignas de un Kama Sutra anaranjado, en febrero de este año se prohibió metrear en los últimos vagones. Así como lo leen. La prácticas sexuales dentro de las instalaciones del metro para muchos era una leyenda urbana. Sin embargo es una práctica que, desde hace varias décadas se da --y se sigue dando--. Desde entonces, a partir de las 22:00 horas --o cuando se acuerdan-- los últimos vagones son clausurados y se debe viajar a media noche como si fuera media día.

6 ¿Vagones VIP en el metro? Sí, existió una iniciativa para crear vagones de élite. Fue propuesta en el 2007 por Jacobo Bonilla diputado local del PAN. La finalidad de estos vagones cinco estrellas era hacerse de unos ingresos extra y motivar a los chilangos más quisquillosos a utilizar este sistema de transporte para reducir la contaminación vehicular. La medida no prosperó más allá de la anécdota. Sin embargo, no es difícil entender la reticencia de algunos sectores a hacer uso de este sistema de transporte. Recordemos que, con motivo de la inauguración de baños ecológicos en la terminal de Universidad, varios empleados del sistema reconocieron que hay usuarios que, se hacen de las aguas en los vagones.

7 Definitivamente, las musas viajan en metro. Muchos artistas han encontrado un abrevadero de inspiración en sus pasillos, andenes y vagones. Otros tantos han encontrado un espacio de exposición ideal en sus estaciones. Y es que hay una relación muy íntima entre metro y cultura. Su iconografía, por ejemplo, fue desarrollada por Lance Wyman, el artífice detrás del logo de las olimpiadas de México 68. En algunas de sus estaciones se exhiben murales, como The Passenger, de Marco Zamudio, esculturas y numerosos murales. Incluso ha servido de escenario para movimientos artísticos como No pants subway ride, una performance donde varios usuarios entraron al metro sin pantalones.

8 La construcción del metro ha sido la mayor excavación arqueológica de México. Así de simple. Durante la construcción de las líneas 1 y 2, se hallaron cerca de 20 mil piezas históricas que ahora engrosan el catálogo del INAH. Esta enorme diversidad de piezas datan de diversos periodos históricos, como las épocas prehistórica, prehispánica, colonial, o los siglos XIX y XX. Ejemplos destacados son el adoratorio al dios azteca Ehécatl --conservado en la estación Pino Suárez, a la que le da identidad--, una escultura de la diosa Coatlicue y restos de mamut --exhbidos a la entrada la estación Talismán--, entre muchos otros.

9 ¡Ay con la calor! El año pasado, debido a las altas temperaturas en el metro se instalaron ventiladores para mitigar el calor dentro de los vagones, pasillos y andenes de las estaciones. Temperaturas de hasta 35 grados centígrados motivaron al GDF a implementar puestos de rehidratación y hacer la utópica recomendación de llevar ropa ligera y evitar utilizarlo durante las horas pico. En algunos pasillos de estaciones subterráneas, se llegaron a registrar hasta 55 grados centígrados. ¿Quién dijo que el infierno estaba al otro lado de la muerte?

10 En 2009 nuestro país vivió el primer Influezafest de su historia. Psicosis colectiva, información manipulada por los medios, declaraciones contradictorias de las autoridades, dimes y diretes. De todo hubo. Incluso medidas de higiene para los usuarios del metro, tales como el uso obligatorio de tapabocas, limpieza de manos con gel antibacterial y evitar el contacto humano al interior de los vagones (!). Pasada la tormenta de la A1H1, el metro sirvió de punto de vacunación para los usuarios temerosos de las reacciones secundarias.

11 En sus 42 años tampoco han faltado eventos trágicos. O indignantes. En 2009, un hombre armado sembró el terror en el andén del metro Balderas, abriendo fuego contra los usuarios, asesinando a un civil y un policía, e hiriendo a ocho más. Gracias a Esteban Cervantes, el civil que murió durante la balacera, se logró detener al asesino que fue filmado por las cámaras de seguridad, instaladas uno mese atrás. Desde entonces los operativos de seguridad son frecuentes en el metro; aunque dejan mucho qué desear. Uno de ellos son los detectores de metales y rayos X que se han instalado en algunas estaciones --y que son evadidos con facilidad--.

12 En 2012, 12 líneas de metro. La línea Dorada o Bicentenario ha causado mucha expectativa entre la población. Sea por los beneficios que traerá a la población o por su presencia en las redes sociales, esta nueva línea del metro que irá de Tlahuac a Mixcoac ha mantenido a más de uno contando los días para que un trayecto de más de dos horas se convierta en una de 45 minutos. Incluso se ha hablado de la posibilidad de extenderse dos estaciones más, pero hasta ahora, no se ha confirmado ni negado la petición del jefe capitalino para aumentar el presupuesto destino a la obra.

Imágenes: Anna Dsa | Metro.co.uk | Msn Media