Hasta los huesos: la animada vida después de la muerte

De los Campos Elíseos al Mictlán; del Reino de Dios en los cielos al Niflheim. El anhelo por una vida después de la muerte ha sido una constante a lo largo del tiempo. Los diversos inframundos que la humanidad ha soñado --algunos, verdaderas pesadillas-- han servido de contexto para materializar esa vida eterna; esa vida después de la vida. Sin embargo, a pesar del dolor que implica abandonar este mundo --el único que verdaderamente conocemos--, ¿nuestra última morada podría ser una fiesta? ¿Una animada fiesta eterna? Para René Castillo, director y realizador del cortometraje Hasta los huesos, sí.

Este hermoso cortometraje animado con la técnica stop motion tomó tres largos años de intenso trabajo para su realización. Tan sólo el proceso de filmación cuadro por cuadro duró año y medio, necesitando más de 15 mil movimientos de los 70 personajes elaborados con plastilina. La inversión aproximada que necesitó para ver la luz fue de tres millones de pesos. Sin embargo, su esfuerzo no fue en vano. A lo largo del tiempo, ha recibido más de 50 premios junto con su precuela Sin Sostén, donde se narra la muerte del protagonista.

Entrevistado por Golem Producciones, René Castillo da cuenta de la historia que creó para dar vida a este cortometraje animado que fue la sensación de 2002:

En el cine lo más importante es la historia. Esta película es una historia sobre la tentación. Creo que nunca nada es de color de rosa y hay que ver el lado positivo de las cosas. De esto trata “Hasta los Huesos”. Es un personaje que muere y hay muchos inconvenientes de estar muerto. Sin embargo, aún muerto se puede encontrar la felicidad y estar dispuesto a aceptarla asumiendo las consecuencias. Me gusta pensar que después de la vida hay otras cosas.

Y vaya que la vida después de la muerte --o en la muerte-- es animada. ¿Reconociste la voz y música que da alma a la Catrina que seduce a nuestro protagonista? Se trata ni más ni menos que de Eugenia León acompañada por Café Tacvba, quienes al interpretar el son oaxaqueño La Llorona nos despiertan un suspiro que, de tan profundo, parece de ultratumba. ¿Tienes curiosidad por cómo nuestro personaje accedió a la "vida eterna"? He aquí la precuela: Sin Sostén, también escrita, dirigida y realizada por René Castillo, uno de los protagonista de la animación en México que nos legó este clásico para celebrar el día de muertos todo el año.

Imagen: Revista el Gran Vidrio