Conagua: 2012 traerá consigo más heladas y sequías

En este 2011, nuestro país ha enfrentado heladas y sequías que han dejado huella en la industria —y todo debido al cambio climático—. Las cifras son alarmantes. De acuerdo con la Confederación Nacional Campesina (CNC), en lo que va del año se ha registrado la perdida de 450 mil cabezas de ganado. Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que México registrará disminución en la producción de granos básicos, del 8.5%. Lamentablemente, el escenario que se espera para 2012 no mejora; de hecho, resulta menos afortunado.

De acuerdo con José Luis Luege Tamargo, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las sequías y las heladas serán más intensas durante 2012. Como consecuencia del cambio climático, este fenómeno se registra por dos años consecutivos, lo cual quiere decir que 2011 sólo es el inicio de una afectación mayor.

El problema de la sequía no es 2011, es 2012; el problema del fenómeno que tuvimos este año, la gente no lo percibe tanto, pero viene después, porque no tenemos agua, no vamos a tener la misma producción de maíz, trigo, alimentos en general, y probablemente se ligue 2012 también como año seco.

Los estados más afectados por este fenómeno son los que se localizan al norte del país, como Zacatecas, Durango Chihuahua, Sonora, Tamaulipas, además de Hidalgo y San Luis Potosí. En dicha región, la temporada de lluvias no dejó el agua suficiente en las presas, situación que pone en riesgo los cultivos y la ganadería para la temporada de 2012. Por tal motivo, la CNC cree necesario que la Cámara de Diputados apruebe un fondo extraordinario para el sector, y con ello evitar más pérdidas. Dicha ayuda se calcula de por lo menos 10 mil millones de pesos.

La agricultura y la ganadería no resultan los únicos afectados por este efecto; también se encuentra la gran ciudad, el Valle de México. De acuerdo con Conagua, el abasto de agua para la ciudad está garantizado por el Sistema Cutzamala, aún cuando se encuentra por debajo del 20 por cierto.

La capacidad de las presas están bajando, en el noroeste, norte, están bien para este ciclo agrícola pero no tengo garantía para el siguiente ciclo agrícola; el centro del país muy mal, el bajío y el centro del país están las presas hasta abajo', expresó.

Las consecuencias de este fenómeno ambiental nos afectan de distinta manera como ciudadanos, ya sea de manera directa o indirecta. El Gobierno deberá tomar medidas, señalar las prioridades y trazar un plan de acción, en especial para rescatar la producción del país. En el caso de la ciudad de México, nosotros como ciudadanos debemos poner nuestro granito de arena tomando las medidas necesarias para cuidar el agua.

Foto: En pos del fuego primordial