Ni AMLO ni Peña podrán hacer campaña en tiempos de pre-campaña: TEPJF

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha vuelto a ponerle "trabas" a la democracia. O al menos eso dice el favorito de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador. En un berrinche similar al que armara hace unos meses Ernesto Cordero, tras la prohibición de debates televisivos entre pre-candidatos, el tabasqueño ha calificado como "extraño" el proceder del TEPJF. ¿Por qué? Fácil. Porque el Tribunal ha decidido que los pre-candidatos únicos --como él y Peña Nieto-- no pueden hacer campaña electoral durante el tiempo de pre-campañas.

Es más. Ni siquiera se trata de una nueva "imposición" del TEPJF, o una decisión "salida de la nada". El Tribunal ratificó esta disposición legal a propósito de una queja que sometió el PAN contra el Instituto Electoral de Yucatán, donde se modificó la ley local para permitir que también los candidatos virtuales hicieran campaña. Cosa que no se puede --y en mi humilde opinión-- no se debe hacer. ¿Las razones que da el TEPJF? Que el periodo de pre-camapaña es un tiempo para que los aspirantes a candidato --o candidata-- de un partido den a conocer sus propuestas al electorado de su partido.

Tiempo muy distinto al de campaña, donde --ahora sí-- las propuestas se dirigen hacia toda la población. En estos momentos, sólo el PAN y sus tres pre-candidatos son quienes tendrían derecho a promocionar sus propuestas de cara a su elección interna en 2012. Una injusticia a los ojos de Obrador (y uno que otro priísta que no ha caído en la cuenta de que su candidato calladito se ve más... presidenciable). Si se le permitiera a López Obrador iniciar su campaña en tiempos de pre-campaña, el PAN gritaría --y con sobrada razón-- que está en desventaja.

¿Por qué? Porque mientras el PRI y la Izquierda ya tienen candidatos qué anunciar, con propuestas claras --amh... o al menos, promesas electorales-- en el PAN siguen dándose hasta con la cubeta en sus elecciones internas. Sin definir aún quién le dirá a Josefina Vázquez Mota que ella será la candidata del ahora partido en el poder, pues prácticamente todas las encuestas y actores políticos dan por hecho que ella será la abanderada del blanquiazul. Entonces, es imposible "saltarse" esa disposiciones. Y quizá, Andrés Manuel López Obrador, antes de aventurarse a formular hipótesis de complós, deba enfocarse en recuperar a todos los electores que alguna vez tuvo y que, por declaraciones como ésta, perdió.