Internet es un servicio básico: SCJN

El Internet, que vino a revolucionar nuestro estilo de vida, la forma en que nos comunicamos y las posibilidades para hacerlo, también ha puesto a autoridades y especialistas de diferentes áreas a discutir su posición de importancia para la humanidad. Qué si se puede considerar su uso como un derecho humano, discute la ONU; qué si debe ser de acceso público dicen otros; y en esta ocasión, en México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver el amparo de una empresa que reclamaba que el trato distinto que se le estaba dando era inconstitucional, lo señaló como un servicio básico, necesario para el desarrollo del país y por tanto causante de excepciones fiscales como en este caso.

Me imagino que lo recuerdan, en 2009 se dio uno de esos embrollos legislativos que tanto acostumbran los diputados esta vez en materia fiscal. Donde entre otras cosas establecieron que el IVA ahora sería de 16% (ya no de 15) y los servicios de telecomunicaciones pagarían el impuesto IEPS de 3%. Situación que a muchos indignó, más que nada en la aplicación del impuesto a Internet, y se dio la discusión en las redes sociales que incluso llevó a moverse a algunos twitteros y reunirse con diputados, según señalaban medios en ese momento. De la excepción al cobro de este impuesto a los servicios de Internet, es que al parecer derivó el amparo presentado por una empresa y que ahora, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publica a través de un comunicado su resolución que dice:

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que la Ley del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), en su artículo 8, fracción IV, inciso D), no viola el principio de equidad tributaria por establecer un trato diferenciado entre quienes prestan sólo el servicio de acceso a Internet, respecto de quienes prestan a través de una red de telecomunicaciones, ya que el tratamiento está justificado.

Ello, porque el servicio de Internet es considerado un básico para el desarrollo del país, equiparable a la luz, agua, drenaje, etcétera, porque a través de la red les es posible a quienes se conectan tener a su alcance información de todos los niveles, inclusive cultural y científica de cualquier parte del mundo, lo que evidentemente redundaría en beneficio y progreso de la colectividad.

Ahora, yo digo, si ya es considerado un servicio básico por la SCJN ¿no sería bueno que el gobierno destinara un presupuesto mucho más alto al recientemente anunciado programa CompuApoyo, que busca ayudar a familias de bajos recursos a tener computadora y servicio de Internet? Y claro está, toda una serie de estrategias encaminadas a que al menos en la mayor parte del país se tengan accesos públicos de Internet y sobre todo una banda ancha de mucho mayor velocidad y con menores costos.

Foto: Steve Rhode