La Ciudad de México se despide de los «vochotaxis»

Fue un auto histórico en nuestro país debido a su economía, tamaño, bajo coste de mantenimiento y bajo consumo de combustible. A pesar de que en 2003 se dejó de producir, todavía existen 3 mil 500 Volkswagen Sedan operando como taxis en el transporte público de la Ciudad de México. Sin embargo, la Secretaría de Transportes y Vialidad del Distrito Federal ha anunciado que saldrán de circulación debido a la gran cantidad de contaminantes que producen.

Los dueños de estos taxis tienen dos opciones para su venta, ya sea a particulares o al Gobierno del Distrito Federal como parte del programa de chatarrización por 15 mil pesos. Junto a los vochos también se sustituirán otros 6 mil 500 taxis modelos 2002 y anteriores.

En México el Volkswagen Sedán tiene una posición muy importante en la historia y cultura de nuestro país. Es uno de los pocos autos en el que el 100 por ciento de sus piezas fueron fabricadas en territorio nacional. La importancia de la planta en Puebla fue tan grande que llegó a exportar al mismo país de origen del Vocho: Alemania. En esta misma planta también se produjo el último Vocho del mundo (el número 21 millones 529 mil 464) y fue despedido de México con golondrinas y mariachis, ya que fue enviado al museo de Volkswagen en Wolfsburg, Alemania.

Hace pocos años los Huicholes comenzaron con una de sus obras de arte: utilizaron un Vocho para dibujar imágenes de sus dioses y su cultura utilizando más de dos millones de cuentas de colores (o chaquiras).

A pesar de que el Vocho está condenado a muerte, será interesante ver aquellos ejemplares que sean afortunados en recibir una "remodelación", como el Vochol. Ya veremos qué diseños creativos plasman en la carrocería de este viejo e histórico auto en nuestro país.

Foto (CC): Wikipedia