La fórmula de Peña Nieto

La fórmula de Peña Nieto

Hace 2 meses hablábamos de lo mal que estaban manejando las cosas Peña Nieto y su equipo, y efectivamente, por más que algunas "casas encuestadoras" trataron de hacer parecer otra cosa, el priísta sufrió un bajón considerable en la popularidad. Según la encuesta de ADNpolítico (esa que concentra a todas las encuestadoras), Peña Nieto se mantuvo estable a partir de febrero, y tal vez cayó "un poquito más" pero sus adversarios cayeron también al mismo nivel (al tiempo que aumentó el número de indecisos), de tal forma que conserva una distancia considerable que si bien no es definitiva, forzará a Josefina y a Andrés Manuel a hacer una muy buena campaña y esperar que Peña Nieto tropiece una vez más.

En este tiempo y en los 3 días de campaña más bien deberíamos hablar sobre la fórmula de Peña Nieto, porque las cosas le están saliendo bien. Ciertamente no ha llegado la hora de los debates, pero su estrategia de comunicación es muy buena (y va más allá de lo que haga Televisa). Me pregunto, ¿cómo mantener a un candidato que entregó malos resultados en el Estado de México, y que está cercana a gente que en un pasado le hizo daño al país, en la cima de la popularidad?. Muchos me dirán que mucha gente no tiene memoria histórica (aunque también tendríamos que apelar a la memoria para recordar los plantones de AMLO, o los 12 años perdidos del PAN) o es ignorante, y no están equivocados. Las prácticas del acarreo del PRI son tan efectivas que por algo el PAN y el PRD las comenzaron a imitar, pero veo que a través de Peña Nieto están contando una historia, si, una telenovela.

Fox había evolucionado la mercadotecnia política del "yo te ofrezco" al "tu vas a ganar esto votando por mí"; Peña Nieto ha regresado al "yo" de una forma más evolucionada, propuestas las hay, algunas ambiguas, otras lógicas, otras tienen que ver con esas reformas que no quieren aprobar mientras el PAN esté en el poder. Pero la historia, el sentimentalismo y la creación de una especie de popstar político es lo que mantiene a Enrique Peña Nieto arriba. A muchos se les hará "ridícula" su campaña, pero depende de la perspectiva que se vea, algunos lo vemos como algo ridículo pero no somos su "target", Peña sabe que no obtendrá nuestro voto; pero para el tipo de población que está apuntando si funciona y bastante bien, y en mercadotecnia eso al final es lo que cuenta.

En su página web, Enrique Peña se presenta como un "humano muy humano", utiliza la imagen de su esposa para fortalecerse y contar una historia de vida donde ellos son los protagonistas, muestran a una familia muy unida, a un padre y una madre muy cariñosa; no necesitan de una gran producción, de hecho para mostrar esa "naturalidad" basta que graben sus historias con un iPhone. Con Peña Nieto hay camaradería, hay fraternidad, muestra que sus zapatos terminaron enlodados porque (el si se baja de su pedestal y se pone al nivel del pueblo), es como una familia. Y tal vez eso tal vez no se lo traguen sus detractores, pero seguramente las amas de casa que gustan de las telenovelas, o la gente que es fácil de sugestionar emocionalmente quedarán encantados.

No solo eso, Peña y su equipo han logrado hacer de sus críticas, virtudes. El copete para muchos era símbolo de ignorancia, como una forma de pretender mostrar "afuera" lo que no existe "adentro"; ahora en los mitines de Peña Nieto se regalan copetes postizos a sus seguidores. Peña luego recuerda su pifia de los 3 libros y se burla de ella, banaliza las críticas, sus asesores les preparan argumentos para las preguntas que le van a lanzar (que tampoco son tan difíciles de contestar porque el ambiente está controlado), y Peña Nieto con ayuda de un guión o un teleprompter logra contestar de manera atinada, porque dirán que "no sabe pensar" y tampoco sabe improvisar, pero mientras esté bajo el script logra tener una buena capacidad de oratoria.

En estos días de campaña, Peña le ha comido el mandado a Vázquez Mota. El primero ha salido bien parado mientras Josefina no inspira nada, se equivoca, comete errores, e incluso se termina desmayando (quiérase o no, eso en una campaña política muestra signos de debilidad). Obrador no ha hecho las cosas tan mal, ahora que no es el "candidato a vencer" tendrá más margen de maniobra, tiene poco que perder y mucho que ganar y por ende será un dolor de cabeza para Peña Nieto, sobre todo en los debates.

Peña nieto no promete nada que no pueda cumplir, un claro ejemplo son sus spots donde se muestra como el viajero, el que recorrerá todo México. Pero técnicamente todos los candidatos lo van a hacer. Sus propuestas no son tan ambiciosas, y muchas de ellas se pueden aplicar con una cierta mayoría en el congreso (algo probable), no es el que dice, sino como lo dice, y su estrategia de comunicación. El priísta dice medias verdades y le funciona, no cae en los extremos de prometer poco porque si no no va a poder cumplir (como el caso de Josefina) o de prometer tanto que uno sabe que o no cumplirá o que podría cometer actos contraproducentes (López Obrador). Sus carencias como candidato no solo las compenza con una buena imagen, sino con una gran estrategia de campaña. Y el peor peligro para Peña Nieto es el mismo, se tendrá que cuidar porque un error podría echar a perder toda la impecable estrategia que tiene detrás.

Lamentablemente las emociones pueden más que las razones, la imagen importa más que "lo de adentro", y eso Peña Nieto lo está aprovechando muy bien. Y al paso que va, depende de él mismo para llegar a la presidencia. El problema es si este melodrama digno de Hollywood se termina convirtiendo en una película de terror casera llegando a Los Pinos. Esperemos que no sea así. Pero si dealgo estoy seguro es que si queremos tener algún buen presidente, tendremos que esperar al 2018, porque si Peña Nieto con todo y todo, se perfila a la presidencia, es porque sus opositores son incapaces de ofrecer mucho más que él.