Los niños incómodos incomodaron a algunos diputados

El día de hoy en el pleno algunos diputados dieron su opinión al respecto del video que muestra a unos niños representando la situación actual del país y que increpa a los candidatos a la presidencia sobre la finalidad de sus actos.

El diputado priista Miguel Ángel García Granados pidió a la Secretaría de Gobernación retirar el spot del aire y no escudarse tras el pretexto de permitir la libertad de expresión. Además dijo en tribuna:

Pero lo que resulta deleznable es utilizar a menores de edad en los papeles de ladrones, policías corruptos, lanzafuegos, limosneros, sobornadores, funcionarios corruptos, secuestradores y secuestrados, manifestantes y policías represores, traficantes de indocumentados y una gran cantidad de delitos que se cometen efectivamente en el país, pero no es con la estridencia ni con el amarillismo como vamos a lograr resolver estos problemas.

La diputada del PT, Teresa Guadalupe Reyes añadió:

Puedo compartir o no lo que está sucediendo en este momento en el país y cuál es la situación que prevalece. Lo que no puedo aceptar, y se me hace escandaloso, es utilizar a niños armados, fumando, con pistolas, secuestrando o encajuelado. Creo que no es un buen ejemplo.

Y para rematar, otro diputado del PRI, Luis Antonio Martínez Armengol, dijo:

No consideramos quienes tenemos hijos en esta edad, de este nivel, que esto sea apropiado para los niños de México, y menos para que demos una imagen de nuestro país en el mundo de esta naturaleza.

Al ver estas declaraciones podemos darnos cuenta de que, independientemente de quién está detrás del video, lograron colocarlo en la agenda del país durante dos días y que los cuatro candidatos presidenciales, así como diversos políticos se pronunciaran en algún sentido.

La pregunta que quiero hacer es si los diputados tienen la autoridad moral como para ponerse en plan de criticar lo que se hizo. ¿Realmente les molesta el uso de los niños o que una vez más los ponen en evidencia en cadena nacional, en redes sociales y que, además, los mexicanos estamos de acuerdo? ¿Cómo se atreven a clasificar de amarillista ese video cuando los hemos visto numerosas veces trepados en la tribuna cual changos o agarrándose a golpes? ¿Pueden "compartir o no lo que está sucediendo en este momento en el país", pero no el aceptar que en gran medida es por su culpa? ¿Se quejan de la imagen que el video da de México en el mundo cuando son de los Congresos más ineficientes del planeta? ¿Los niños en el video no son un buen ejemplo, ellos sí?

A mi parecer, el video logró su propósito: sí incomodó. Y aunque no lo es todo y aún tenemos mucho que hacer como ciudadanos, es un buen comienzo.