¡Quiero mis 25 millones de pesos!, insiste el gobierno de Veracruz

Para alguien como yo, 25 millones de pesos es muchísimo dinero. Tal vez para el gobierno de Veracruz no es tanto, pero es suficiente como para insistirle a la Procuraduría General de la República (PGR) que se los devuelva. A finales de enero, la Policía Federal incautó 25 millones de pesos en efectivo a dos empleados de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) en el aeropuerto internacional de Toluca, Estado de México. El incidente no pasó por alto -como los millones-. El gobierno de Javier Duarte advirtió que el traslado del dinero en efectivo fue una operación lícita y que su origen era el erario, y explicó que el destino de los recursos era pagar servicios de promoción turística del estado. Sus argumentos de nada valieron, la PGR igual le confiscó sus billetitos.

El problema es que todo estaba demasiado turbio, no sólo por la extraña decisión de transportar 25 millones cash, además, el oficio que autorizaba el transporte de los recursos carecía de sellos oficiales, el asunto de la factura era cuestionable y las voces se alzaron para acusar a Javier Duarte de financiar la campaña de Enrique Peña. Con tantos elementos en contra, se inició la investigación para saber de dónde habían salido esos millones.

De acuerdo con los expertos, los recursos tenían un origen licito y comprobaron que las dos personas que trasladaban los recursos eran empleados de la Secretaría de Finanzas y Planeación, lo cual quedó asentado en el dictamen oficial, fechado el 29 de febrero, suscrito por Fabián Martínez Romero, Yanira Ivette Valle Robledo y Jorge Moreno Montealegre, peritos adscritos al departamento de Asuntos Fiscales de la Dirección Ejecutiva de Especialidades Documentales de la Dirección General de Coordinación de Servicios Periciales de la PGR.

A pesar del palomeo de los peritos, no les han regresado el dinero, razón por la cual Antonio Lezama Moo, subprocurador de Justicia del estado de Veracruz, dijo que la dependencia que encabeza Marisela Morales debe declararse “incompetente”, debido a que hasta ahora no se ha emitido un fallo en torno del asunto. Dijo, además, que la administración duartista sí ha acreditado cada una de las indagatorias y requerimientos que la PGR ha solicitado, y que se oponen al abandono de los recursos.

Yo también me opondría, son 25 millones que bien podrían servir para algo útil e importante en el estado -como financiar la campaña de Enrique Peña-. Y así como el misterioso traslado de 25 millones en efectivo se presta a suspicacias, también lo hace la negativa de la PGR para devolverlo. ¿Será acaso que ya no existen esos billetes? ¿Será que pensaron que nadie sería tan estúpido como para reclamar algo confiscado en semejantes circunstancias? ¿Será que andan "jineteando" el cash? Será el sereno, pero es claro que el gobierno de Veracruz no piensa quitar el dedo del renglón y está decidido a seguir pidiendo los 25 millones. Sería interesante que se les devolvieran y que los rastrearan, nada más para ver en dónde terminan los billetitos.