Detienen a «El Loco» por masacre en Cadereyta y acusa a sus jefes: narco, intriga y horror

Una semana después del macabro hallazgo de 49 cadáveres mutilados en el municipio de Cadereyta, Nuevo León, ya detuvieron a 44 personas, resultado del operativo "rastrillo" que llevó a cabo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con los comandos militares territoriales en los estados limítrofes, quienes sellaron las posibles salidas, evitando que se escapara algún criminal. Entre los detenidos destaca Daniel de Jesús Elizondo Ramírez, alias "El Loco", líder de Los Zetas en Cadereyta, uno de los presuntos responsables de la masacre, quien soltó la sopa afirmando que recibió órdenes de Heriberto Lazcano Lazcano, “el Lazca” y de Miguel Ángel Treviño Morales, “el Z40” -o sea, los meros meros de la última letra- para la matanza y el abandono de los cuerpos.

El comunicativo criminal informó que la orden de sus superiores fue llevar los cuerpos a la plaza principal de Cadereyta, pero desobedeció las órdenes y abandonó los cuerpos en el kilómetro 47 de la carretera libre Monterrey-Reynosa -o sea, que además de comunicativo es desobediente-.

El general de Brigada Edgar Ruiz Villegas Meléndez, subjefe operativo del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, informó que en su declaración “El Loco” advirtió que la acción fue avalada por el jefe de Los Zetas en ese estado, conocido como “El Morro”. Se supone que las cosas fueron más o menos así: el detenido tuvo que coordinarse con un individuo apodado “EL Camarón” para la entrega de los cuerpos que debían arrojar en la plaza principal de Cadereyta, junto con una manta que los incriminaba como responsables de la matanza. Después, un representante de “El Camarón”, conocido como “El bocinas” -uno de los reos que se fugó del penal de Apodaca, Nuevo León, el 19 de febrero pasado-, lo citó en el poblado de Los Herrera, en donde se encontraba con 30 sicarios y los 49 cuerpos, los cuales fueron transportados en varias camionetas incluyendo un camión de carga. Pero, como ya sabemos, desobedeció la orden de dejarlos en la plaza principal y los dejaron en donde fueron localizados.

Como parte de la maniobra, se difundió por Internet un video en donde se observan detalles del evento, el cual se supone que fue grabado por “El Bocinas”. El texto íntegro del narcomensaje, según el blog del narco -yo por más que quise leer lo que decía, no le entendí nada- es “Esto va para todos los Golfos, Chapos, Marinos, Huachos y Gobiernos nadie nos va poder hacer nada se la van a Pelar Atte: Loco, Z40 y Comandante Lazcano”. De ahí que desde que se dio a conocer el hecho, se adjudicaran los muertos al grupo de Los Zetas.

Pero después aparecieron unas "narcomantas" en las que Los Zetas se deslindaban de los hechos -sólo reconocieron los muertos de Jalisco y los 9 colgados de Nuevo Laredo- y pidieron a las autoridades que investigaran bien, antes de acusarlos, señalando, ya de paso, al cártel del Golfo: "cuando nosotros ponemos mantas decimos “Las Golfas” y ellos se ponen “Golfo”. Señores no sean tontos analicen las cosas y no hagan su trabajo a lo fácil".

En la presentación del detenido, el militar dijo que "El Loco" aceptó su responsabilidad en la masacre y en la colocación de mantas, las cuales se suponen fueron para confundir a las autoridades y responsabilizar al cártel del Golfo. "Confusión" que duró poco, pues más se tardaron en apresarlo que él en decir cómo había estado la cosa.

Como quiera que sea, con la operación "rastrillo" van 44 detenidos, si ellos están ligados o no a los cadáveres de Cadereyta es otra cosa muy distinta. Se supone que con la captura de "El Loco" y su dos cómplices ya son 11 los detenidos relacionados con la masacre, los otros ocho fueron apresados en el municipio de China y, a raíz de dicha detención, se localizaron cinco fosas clandestinas, donde había nueve cuerpos. Lo que no tiene sentido es que estos ocho son presuntos integrantes del cártel del Golfo. ¿O fueron Los Zetas o fueron los del Golfo -o en sus tiempos libres, los criminales de los dos bandos se juntan para matar gente, desmembrarla y tirarla, por pura diversión-?

Parece que la intención original de Los Zetas -o quienes hayan sido- era, que más allá de "confundir" a autoridades y opinión pública, el ejército les hiciera el favor de limpiar la zona por ellos, cayera quien cayera. Digo, porque si hacemos cuentas, van ocho del Golfo contra tres de Los Zetas, numéricamente la última letra lleva ventaja. Considerando que "El Loco" desobedeció la orden original, supongo que por los jefes mejor que lo apresaran, aunque terminara cantando mejor que un ruiseñor.

Si los demás detenidos están con melón o con sandía no lo han aclarado las autoridades.

Ahora, yo sólo quiero hacer notar un detalle que parece que se olvida entre la algarabía de haber detenido a "El Loco". Él no mató a las personas. Fue simplemente el tipo al que le tocó tirar la basura. En esa masacre participaron muchos más, desde los líderes que organizaron la matanza, hasta los que la ejecutaron y mutilaron -salvo que hayan sido distintos, desconozco la cadena de montaje criminal- y claro, los que dispusieron de los cuerpos -además del detenido-. Otra cosa que tampoco se ha dicho es ¿quiénes son los muertos? Claro, el proceso de identificación es mucho más tardado y menos pomposo que la captura de delincuentes. Y como si los mexicanos no tuviéramos suficiente con nuestro melodrama nacional, todavía nos toca chutarnos las intrigas entre grupos criminales. Lo que hay que ver.