Las víctimas no importan en las campañas

Así como los candidatos se reunieron con Javier Sicilia el pasado lunes, se esperaba que los cuatros candidatos a la presidencia se reunieran con representantes de las víctimas de los casos Guardería ABC, Casino Royale y News Divine. Sin embargo, ninguno de ellos asistió.

Enrique Peña mandó en su representación a la diputada Carolina Viggiano, a quien se le reprochó que tres personas involucradas en el incendio de la guardería sean ahora postuladas a un cargo por parte de la alianza Compromiso por México.

Por su parte, Josefina no había confirmado su asistencia; Andrés Manuel dijo que ya se había pronunciado alrededor de temas de seguridad y justicia; y Quadri simplemente no fue.

Es muy grave que no asistan a este tipo de encuentros, sobre todo porque han sido movimientos que han surgido desde la sociedad civil clamando por justicia. Y son acusaciones que competen a los candidatos de los tres grandes partidos.

¿Cómo es que se impulsen las candidaturas de personas relacionadas a una tragedia así, por parte del PRI? ¿Por qué no puede responder la candidata del partido en el poder que no ha sido capaz de llevar a cabo una investigación de altura con respecto a un acto de terrorismo? ¿Qué demuestra al huir el candidato de un partido que gobierna una ciudad cuya policía cometió errores tan elementales?

Los candidatos han demostrado, como lo dijo Sicilia (pocas veces en que tiene razón, para mi gusto), que en esta campaña no existen las víctimas que han existido en este sexenio. Ni un cuestionamiento de los candidatos de oposición a Josefina, ni recriminaciones a Peña ni a Andrés Manuel. Todo son ataque personales, al partido y a las faltas en infraestructura, pobreza o economía.

Quienes han muerto tienen nombre y apellido, aunque al parecer los candidatos (y los políticos en general) se niegan a conocerlos.

Imagen: Blog Sonora