Encuestas electorales, ¿qué hacer con ellas?

Encuestas electorales, ¿Qué hacer con ellas?

Uno de los temas más polémicos en las pasadas elecciones fueron las encuestas. Si bien sabemos (o debemos saber) que no es una medición exacta (para empezar tienen un margen de error) una encuesta debería tener la función de darnos una idea a los ciudadanos de como van las tendencias electorales. En años pasados así fue en efecto, pero esta vez no fue así, y la mitad de las casas encuestadoras alteraron deliberadamente sus resultados para crear la percepción de que Enrique Peña Nieto ganaría las elecciones caminando. No es necesario tener pruebas de que se les pagó a las encuestadora, basta con ver los resultados y la metodología para darnos cuenta de que así fue.

¿Quienes manipularon los resultados y quienes no?

Los que sí:

  1. GEA-ISA: Estas dos empresas (GEA es una e ISA otra) trabajaron para Milenio, donde Televisa tiene fincados sus intereses, solo basta ver que la mitad de sus plumas son conductores del programa de Televisa, Tercer Grado
  2. Consulta Mitofsky: Esta empresa trabaja para Televisa, y precisamente todos los estudios presentados por Televisa en sus noticieros son hechos por la empresa de Roy Campos
  3. Parametría: Esta empresa fue la encargada de trabajar para el Sol de México, corporativo de Mario Vázquez Raña (con una relación muy cercana al PRI), lo recordamos por publicar en sus diarios que el incidente de la Ibero fue un boicot orquestado
  4. Otras empresas cuyos resultados salieron de proporcion fueron los de El Universal, Excelsior (de los Vázquez Raña también) y Grupo Fórmula

Estas casas encuestadoras mostraron un promedio aproximadamente de 15% de ventaja de Peña Nieto sobre AMLO en preferencias brutas.

Los que no:

  1. Covarrubias y Asociados: Esta empresa podría tener relación con AMLO dado que ellos fueron los que hicieron la encuesta que le dio el triunfo sobre Marcelo Ebrard en la precampaña, pero los resultados no fueron manipulados dado que dieron un resultado muy parecido al que arrojó el PREP
  2. Reforma: Incluso cuando dio a Peña solo 4 puntos de ventaja se mantenía dentro del rango (lo explicaré más adelante), la final la distancia fue de 10 puntos
  3. María de las Heras / Uno TV: Esta empresa trabajó para la empresa de Carlos Slim (quien sabemos tenía interés en el triunfo de López Obrador, por la cuestión de la tercera cadena), su resultado estuvo muy cercano a lo que arrojó el PREP
  4. Ispos / Bimsa y Berumen Estas fueron las casas encuestadoras que acertaron más al resultado final

Estas casas encuestadoras mostraron un promedio entre los 6 y 10 puntos porcentuales de ventaja de Peña Nieto sobre AMLO en preferencias brutas.

¿Por qué algunas encuestas estuvieron copeteadas?

Empezaré diciendo que las encuestas toman una muestra de la población total, es decir, si en México hay 50% hombres o 50% mujeres, o en estados hay tantos porcentajes, o tantos son ricos o pobres y así; entonces se toma una muestra representativa que en este caso es de 1000 personas (una muestra es más representativa que por ejemplo, encuestar a todos los twitteros), al tomar una muestra se obtiene un resultado muy cercano a lo que corresponde el universo, pero las muestras tienen un margen de error. Por más encuestas tenga la muestra, el margen de error es menor, y por menos tenga el margen de error disminuye. Con las 1000 encuestas aproximadas que realizaron las casas encuestadoras, obtuvieron un margen de error de +/-3, es decir que el resultado del universo puede variar desde tres puntos abajo hasta tres puntos arriba respecto del resultado de la muestra.

Esto es muy importante, porque si los resultados del PREP fueron del 6.5% y los finales (después del escrutinio) de algo parecido al 7% entonces tendríamos que esperar que los resultados de las encuestas no excedieran más de 10 puntos o no bajaran más de 4 puntos. Las primeras encuestas pronosticaron 15% o más, las segundas quedaron dentro del rango permitido. Hubo entonces una diferencia de 5 puntos porcentuales por encima del rango permitido, lo cual nos dice sí o sí que hubo una alteración de los resultados, a menos que los estudios estuvieran demasiado mal hechos (ni un universitario de los primeros semestres de mercadotecnia).

Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad

El caso de GEA-ISA es de llamar la atención, porque ellos publicaron una encuesta diaria. El objetivo naturalmente era "imponer" sus resultados haciendo que las otras encuestadoras (que presentaban sus encuestas cada dos semanas o cada mes) se vieran opacadas. Con estos resultados se creó la percepción de que Peña Nieto ya ganó, incluso Ciro Gómez Leyva afirmó en base a estos "estudios" tres meses antes de la elección que la presidencia ya estaba definida. GEA-ISA fue la encuesta más sesgada y lo peor de todo, es que Loret de Mola "se disculpó" porque se dio cuenta que las encuestas estaban "equivocadas":

Comprueba la manipulación por ti mismo:

Para comprobar estas alteraciones pueden visitar esta liga que proporciona ADNpolitico.com. En la parte izquierda desactiven todas las encuestas. Después de hacer eso, primero activen la de Milenio GEA-ISA (verán que incluso Peña Nieto crece en esas encuestas), después marquen todas las que les comenté que estaban "copeteadas". Para que sea más practico este ejercicio, después de ver este resultado no muevan nada, dejen los resultados tal y como están. Abran la misma dirección en una nueva ventana, desactiven en esta ventana las encuestas de nuevo y luego solo seleccionen las que comenté que estaban bien ejecutadas. Ahora comparen las dos ventanas. En la primera verán que "Peña ya ganó" y después de marzo ya no perdió puntos; además se ve a Peña muy arriba de sus dos opositores. En la segunda verán que Peña va en constante picada, y que en el último mes, Peña no tiene un triunfo contundente, más bien es un resultado de tercios. La diferencia es abismal.

¿Qué hacer con las encuestas?

Naturalmente las encuestas perdieron prestigio después de estos bochornosos actos. Algunos políticos de izquierda proponen prohibir las encuestas, yo no estoy de acuerdo, porque de todos modos los partidos buscarán decir que sus políticos "ya ganaron". Yo creo que debe de haber una mayor regulación, que para publicar las encuestas se deban de registrar ante las instituciones pertinentes y sean sancionadas severamente en caso de que presenten fallas en la metodología. También instituciones autónomas y preparadas para ello como las universidades podrían participar en el levantamiento de este tipo de estudios.

Imagen:Exijamos lo imposible