México firmó ACTA para debatir tema de piratería

Por fin habló el gobierno federal. Uno de los principales cuestionamientos a Felipe Calderón fue el por qué firmó el Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA) aún cuando organismos e instituciones como el Senado, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y Google recomendaron que no firmara este tratado.

El día de hoy se ha pronunciado al respecto Bruno Ferrari, secretario de Economía. Al terminar su ponencia en el Congreso Anual de Agentes Aduanales aseguró que muchos intelectuales e industriales quieren proteger su propiedad intelectual; por lo que ha firmado este tratado para hacer que los legisladores debatan los temas de piratería y contrabando.

Si el sumarnos a este acuerdo hace que los senadores desarrollen esquemas para combatir la ilegalidad, que así sea.

Me gustaría dar una larga explicación de por qué se equivoca el gobierno federal. No se si sea cinismo o desconocimiento, pero es muy grave que se les haya ocurrido firmar un tratado solo para "abrir el debate" en los temas de piratería y contrabando. Eso ya se puede hacer con las leyes actuales.

Estoy de acuerdo en que se debe combatir la piratería. Pero es una falacia que la única manera de hacerlo sea firmando ACTA.

Por otro lado, el principal problema que veo al combatir la piratería es algo parecido al que sucede hoy mismo con las drogas: se van a dar cuenta que existen organizaciones grandísimas --con infiltrados dentro de las mismas policías y autoridades-- cuyos dueños apenas meten las manos en el negocio y por lo mismo será difícil capturar a las mentes detrás de estos negocios. Serán los vendedores ambulantes --los que menos culpa tienen-- a los que van a terminar perjudicando en mayor medida.