Otra plata para clavadistas y oro para Peña Nieto en metida de pata

Otra buena noticia llegó hoy para los deportistas mexicanos en Londres 2012 pues las clavadistas Paola Espinosa y Alejandra Orozco obtuvieron medalla de plata en la competencia de clavados plataforma de 10 metros sincronizados. La segunda que ganan los deportistas mexicanos después de la obtenida ayer por Iván García y Germán Sánchez, en esa misma prueba en la categoría varonil.

Lástima que el festejo en las redes sociales se ha visto opacado por la nueva metida de pata, no de un simple político, sino del futuro presidente de México Enrique Peña Nieto (EPN), quien en su Twitter felicitó a las clavadistas "Alejandra Espinosa y Paola Orozco". Ya saben, el aporreo no se ha hecho esperar a pesar de que ya fue corregido el error, al grado de que "Alejandra Espinosa y Paola Orozco" siguen hasta este momento como Trending Topics de Twitter.

La verdad ese vicio que tienen algunos en las redes sociales de cualquier detallito o falta de ortografía (muy común, por la incomodidad de algunos móviles para escribir) usarla para denigrar y "trollear", es muy lamentable. Pero hay otros, como el de esta ocasión, que de veras ni cómo ayudarlo; dijeran por ahí "se ponen de pechito". Es que hasta yo, que no soy ávida deportista, ni estoy continuamente leyendo sobre deportes, que de aficionada sólo en olimpiadas y mundiales, y hasta podría caer en el rango de "villamelón"; hasta yo, hasta yo sé que Paola, esa que gana medallas tirándose una voltereta al aire, para caer con gracia en el agua, se apellida Espinosa. La otra chica, Alejandra Orozco, apenas me empieza a sonar, pero por eliminación, si las pongo juntas en un enunciado, sí le pongo el Espinosa a Paola porque así no más de a oídas me suena más.

Tampoco pequemos de inocentes, la verdad la verdad no visualizo a EPN todo el tiempo con el móvil en la mano para estar twiteando de forma directa y manteniéndose en contacto con sus seguidores, como si no tuviera otras cosas que hacer. Debe tener a un encargado de sus redes o a todo un departamento de comunicación personal que administren sus cuentas. Pero ahí está lo más preocupante, yo tenía la esperanza de que ya que va a estar como máximo representante del país, se rodee de buenos asesores, consejeros y asistentes que le eviten estos errorcitos y sobre todo los errorsotes que nos pueden costar a todos los mexicanos. Pero creo que no. ¡Gulp!

Foto: Milenio