Cuatro de cada diez adolescentes no planean su embarazo

De acuerdo a cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo) para el año 2011, el 40.6% de las madres adolescentes que se embarazaron no lo tenían en sus planes. De acuerdo a la institución estos números reflejan el grave problema que existe en torno a la planificación familiar.

Embarazo adolescente

De acuerdo a cifras derivadas del Censo de 2010, uno de cada cinco embarazos se da en mujeres adolescentes. Y es que el uso de anticonceptivos entre los 15 y 19 años alcanza sólo al 45%; de hecho, la edad promedio del primer uso de anticonceptivo en mujeres se da a los 28 años, mucho tiempo después de la edad promedio de inicio de la actividad sexual.

La cifras del Conapo también indican que sólo el 80.1% de las adolescentes utilizan algún método anticonceptivo en su primera relación sexual, a pesar de que el 98% está consciente de los riesgos que implica.

A pesar de esto se ha visto una reducción de la tasa global de fecundidad de 3.3 niños a sólo 2.2 entre 1992 y 2009.

Y es que, el problema no se encuentra en la falta de disponibilidad de los anticonceptivos, sino en la falta de educación sexual entre los jóvenes. Esto de acuerdo al Dr. Francisco Guerrero, integrante del Comité de Salud Reproductiva, quien habló en conferencia de prensa:

Nosotros consideramos que mientras mayor información tengan las parejas, esto información sobre métodos anticonceptivos; su seguridad, su eficacia, su uso correcto y sobre todo el que usen métodos de larga duración; esto son métodos que han probado, sobre todo su eficacia y esto permite que al tener una vida media el método anticonceptivo como tal, la mujer tenga una protección anticonceptiva mucho mejor con ello.

En el último año el tema ha estado bajo constante escrutinio de la opinión pública. En un país como el nuestro la principal discusión se centra sobre cómo abordar la educación sexual; discusiones que se dan desde el poder legislativo y gobierno locales entre ideologías conservadoras y liberales.

Caso interesante es el de Guanajuato donde han existido por años políticas públicas de corte más conservador y que han resultado en un aumento de los embarazos no deseados, ya no se diga entre las adolescentes donde se ha doblado.

De manera reciente el propio Conapo lanzó la campaña "Un condón es más confiable que el destino", la cual tiene como fin reducir el número de embarazos no deseados entre adolescentes. Sin duda una campaña que ataca el problema de frente pero en el corto plazo y que hace falta complementar con una política de educación, más que con una de salud pública.

Ejemplos de lo que no se debe hacer se dan en la campaña lanzada en Jalisco, llamada "Todo a su tiempo" en el que se busca retrasar el inicio de la actividad sexual entre los jóvenes fomentando la abstinencia como el único método 100% seguro para evitar embarazos y enfermedades. Sin embargo, la campaña tiene un grave problema de información para aquellos jóvenes que no quieran abstenerse y deseen iniciar su vida sexual desde temprana edad.

Otro ejemplo son los intentos de una diputada del PAN por limitar la publicidad de condones para que no sea recibida por menores de 14 años, edad en la que más información se necesita, pues es cuando se empieza a formar su criterio.

Las mediciones ahí están, se conoce la dimensión del problema y ahora es momento de diseñar políticas públicas que la ataquen de manera integral y dejarnos de discusiones ideológicas. Esto no se va a regalar ni repartiendo rosarios, ni repartiendo condones a diestra y siniestra.