IFAI ordena a la Presidencia publicar los números de celular de sus funcionarios

¿Cuánto paga la Presidencia por servicio de telefonía fija y móvil? Fue la pregunta que se hizo un ciudadano, solicitando al IFAI dicha información. Se le entregó una relación de facturas de los números celulares y fijos contratados y el monto que se paga por ellos.

Sin embargo el ciudadano quería saber algo más: a quién le correspondía cada número.

CALDERON

Como era de esperarse, Presidencia dijo que la relación de los teléfonos celulares estaba reservada por un año, con apego a lo indicado en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. Dijo que el divulgar dicha información podría poner en peligro la vida, la salud o la seguridad de los servidores públicos.

La respuesta no satisfizo al ciudadano que solicitó la información por lo que pidió al IFAI su revisión, ya que esos servicios se pagan con dinero público, por lo que deben difundirse. Tras analizar el caso, el Instituto ordenó a Presidencia dar la información solicitada, alegando que "el número de teléfono celular es un dato público que no puede ser utilizado como un instrumento para emprenderacciones criminales o ilícitas en contra de dichos servidores públicos, pues no permite conocer su domicilio o su ubicación en determinado momento".

El derecho a la información es algo que se debe garantizar y el IFAI lo ha hecho de manera ejemplar en muchos casos como el del Renaut o gastos que generan sospechas de corrupción, pero en esta ocasión, creo que se cae en un exceso.

Sí, con el número de celular no es posible conocer la ubicación de una persona por lo que no pone en gran peligro al usuario de la línea, pero podría resultar molesto que todo el país conozca el número celular de los funcionarios públicos. Si se diera a conocer qué número tiene asignado el Presidente o Secretarios de Estado no faltaría el ciudadano chistoso que, habiendo visto el listado, comience a llamar. Sería sumamente molesto y sólo ocasionaría que se cambie el número de la línea o que ellos mismos contraten su servicio para evitar ser molestados.

Y sinceramente me pregunto para qué querrá un ciudadano este tipo de información. Si quería conocer el gasto en telefonía, ya lo tiene. Incluso sabe la asignación de algunas de las líneas, ¿realmente necesita todas? Creo que habría que hacer una diferenciación entre información pública e información públicamente útil.

Imagen: Proyecto 40