Jóvenes indocumentados en Estados Unidos podrán aplicar para recibir «indulto»

Durante años México y otros países que también sufren de migración de sus ciudadanos a Estados Unidos no han visto avances en lo que popularmente se conoce como "la enchilada completa", una reforma migratoria integral. Lo más cerca que se llegó fue en la administración de Obama quien presentó la Dream Act, que le otorgaría el estatus de ciudadanos a indocumentados que cumplieran ciertas reglas.

Un programa de indulto que dio inicio ayer en el país vecino recupera algunos de los beneficios de esa infructuosa ley, aplazando la deportación y otorgando algunos beneficios.

indocumentados-inmigrantes-eu

¿Quiénes podrán aplicar? Todos aquellos indocumentados que hubieran llegado antes del anuncio del programa, que sean menores de 31 años y que hubieran emigrado antes de los 16 años y vivido continuamente cinco años en los Estados Unidos.

Además deberán estar inscritos en la escuela, haber terminado la preparatoria, o haberse dado de baja con honores de las fuerzas armadas. El único motivo de descalificación es haber cometido un delito grave o haber violado la ley en tres ocasiones.

El indulto permite aplazar la deportación por un periodo de dos años y podrá ser renovado cuantas veces se requiera (aunque dependerá también del futuro electoral de Estados Unidos). Además será posible obtener licencias de trabajo, número de seguridad social y licencias para conducir.

Este programa, para el que son elegibles hasta un millón y medio de indocumentados, tendrá un costo por solicitud de 465 dólares. Esto ayudará a costear los trámites, por lo que no se usará el dinero de los contribuyentes norteamericanos.

El programa inicia en medio de la contienda por la Presidencia en la que Obama buscará seguir al frente de los Estados Unidos por cuatro años más. La lucha se da con Mitt Romney, candidato republicano, quien se pone a medidas como estas que apoyen a los indocumentados. Muchos de sus seguidores opinan que los trabajadores sin estatus migratorio son un peligro a la seguridad nacional y la economía americana.

Esto no podría estar más alejado de la realidad, ya que estudios demuestran que negocios relacionados con mexicanos, inmigrantes o no, emplean al 5% de la fuerza laboral de Estados Unidos.

No es la solución al gran problema del desempleo, pero es un gran avance. Los estadounidenses que se oponen deberían entender que no se está permitiendo a cualquier persona quedarse en el país, sino que es un beneficio exclusivo a jóvenes que pueden beneficiar al país, sobre todo económicamente.

Por lo pronto el programa ha iniciado y en dos años se podrá evaluar los resultados y alcances que obtuvo. Si Obama sigue en la Casa Blanca podrá seguir más e incluso buscar el apoyo del Congreso para una ley integral. Si el que gana es Romney, también le tocará evaluar y pronunciarse al respecto. Sin embargo es un buen avance en el corto plazo.

Imagen: CNN México