Tomás Yarrington, buscado por la Interpol en 150 países

El ex Gobernador de Tamaulipas es un claro ejemplo de la situación que se vive en México. Este personaje, que perteneciera al PRI, está siendo buscado en diversas partes del mundo por delitos contra la salud en su modalidad de fomento. Explicado de una manera sencilla, Tomás Yarrington lavó dinero del narcotráfico. Este polémico político es considerado por la PGR como prófugo de la justicia. Esta procuraduría tiene ya una orden de aprehensión contra Tomás Yarringtón, quien ya está siendo buscado por la Interpol inclusive.

Tomás Yarrington, buscado por la Interpol en 150 países

Tomás Yarringtón saltó a la fama no solo por sus antecedentes con el narcotráfico, sino porque Enrique Peña Nieto lo defendió, asunto que fue aprovechado por sus adversarios, como López Obrador, quien en su momento afirmó que Yarrington estaría en el gabinete de Peña. Por su parte, Josefina Vázquez Mota aprovechó el "incidente" para crear spots en contra del candidato príista durante las elecciones.

Se dice que Tomás Yarrington recibió sobornos del Cártel del Golfo, y blanqueó el dinero con prestanombres en el sector inmobiliario. El delito por el cual se persigue a Tomás Yarrington es considerado grave, y por lo tanto no tendría derecho a ampararse ante la orden de aprehensión. La acusación se hace con base en testigos protegidos y uno de sus colaboradores, el cual también se encuentra desaparecido. También fue acusado por otro testigo protegido por la DEA de haber lavado dinero para Los Zetas y el Cártel del Golfo, además de haber sido cómplice de la matanza de Rodolfo Torre Cantú, ex candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas.

Lo preocupante del asunto, es que este es uno de tantos casos de políticos vinculados con el narcotráfico, especialmente en el PRI. También el hecho de que el próximo Presidente de la República se haya "deslindado" del asunto, y se haya molestado porque estas "descalificaciones" vinieron en plena campaña.

Ahora que es perseguido, tal vez no sería extraño que Tomás Yarrington sea candidato al necesario quinazo que Enrique Peña Nieto necesitará llevar a cabo para tratar legitimarse en el poder, dado que la mayoría de los mexicanos creen que el príista ganó la presidencia con trampa. Lo que me preocupa más es el poder que tiene el narcotráfico en el país, El cual está todavía más enquistado de lo que los medios nos dicen; y posiblemente esta situación pueda poner en jaque a la vida institucional del país.

Imagen:Animal Político