El futuro de Marcelo Ebrard

Desde hace tiempo, muchas personas han pensado en qué va a pasar con Marcelo Ebrard, y es que el todavía Jefe de Gobierno del Distrito Federal ya es visto como uno de los candidatos a la Presidencia de la República en el 2018. Si ganaba López Obrador, sería el Secretario de Gobernación, puesto desde el cual, podría catapultarse a la Presidencia en el siguiente sexenio. Pero ahora que el Presidente de la República es Enrique Peña Nieto, las cosas cambian.

Marcelo Ebrard y la ONU

Marcelo Ebrard fue elegido presidente de la Red Global de las Ciudades Seguras (Global Network of Safer Cities, GNSC) de la ONU. Y es que Marcelo Ebrard logró reducir los índices de seguridad del Distrito Federal. Donde antes de su llegara, la capital era considerada una de las ciudades más inseguras del país, y ahora no se incluye en esta lista. También durante su gestión, Marcelo Ebrard fue nombrado alcalde del año, de entre 840 alcaldes del mundo que contendieron a dicho premio llevado a cabo por la fundación City Mayors.

Marcelo Ebrard no es el primer político mexicano que trabajará en la ONU. Ya anteriormente lo había hecho el ex presidente Ernesto Zedillo, quien participó en programas relacionados con el financiamiento a países en desarrollo. Y ciertamente este cargo es muy importante en el ámbito internacional, y lo tiene merecido por su gestión en la Ciudad de México. Pero también es cierto que este cargo no le va a dar la suficiente exposición que podría necesitar para buscar la presidencia del 2018. Aunque claramente, de llegar a ser candidato, este puesto le podrá servir como currículum para convencer al electorado, sobre todo en temas de manejo de seguridad.

Así se refirió Marcelo Ebrard a su premio:

Este nombramiento se debe al reconocimiento de “los logros que la Ciudad de México ha obtenido en los últimos años en materia de seguridad ciudadana, procuración de justicia, prevención del delito y disminución de la violencia urbana.”

De persistir los problemas de inseguridad en el país en el final de la presidencia de Peña Nieto, seguramente Marcelo Ebrard será una carta fuerte para los electores. No solo eso, también podrá adquirir más experiencia, la cual podrá aplicar en nuestro país, aunado a los conocimientos que ya adquirió en la Ciudad de México. Ciertamente todavía existen problemas de inseguridad en la metrópoli (vaya que ni en las grandes urbes de los países desarrollados como Nueva York las han erradicado del todo), pero ya gente como Alejandro Martí, han aplaudido su gestión.

Su posición ante las elecciones

También posiblemente pensando en las elecciones de 2018. Marcelo Ebrard delineó su posicionamiento frente al fallo de la TEPJF. Muchos afines a López Obrador se decepcionaron, pero yo creo que la posición es prudente porque de ninguna forma está negando lo que sucedió. Marcelo Ebrard ha calificado el fallo del tribunal como muy decepcionante, pero que como Jefe de Gobierno tiene que cumplir la ley. Es decir, el está en total desacuerdo con la resolución, con lo cual tácitamente califica la elección pasada como sucia y tramposa; pero a la vez decide no apoyar del todo a López Obrador, porque esto en cierta medida podría desgastar su imagen, sobre todo ante aquellos votantes que nunca le darían el voto a AMLO pero sí a Ebrard.

Sería algo incoherente y criticable si Ebrard hubiera aceptado la resolución sin chistar. Pero creo que si ya existen quienes protestan en contra de Peña Nieto, en las calles y en otros lados; lo prudente para él es ir construyendo y hacer diferencia. Ante la situación que vivimos donde un presidente fue impuesto, se necesita también trabajo por la vía de la institucionalidad donde se puedan reformar valga la redundancia, esas instituciones. Por su posicionamiento nadie lo podrá contrariar porque no está negando de ninguna manera lo que sucedió y está mostrando su descontento. En mi opinión, si estuviera en su lugar, haría lo mismo.

Creo que Marcelo Ebrard está tomando las decisiones correctas, aún cuando ese puesto en la ONU no acapare los reflectores. Ebrard se podrá presentar como un candidato de izquierda pragmático, inteligente, con experiencia y resultados. Y a menos que Peña Nieto haga muy bien su trabajo (lo cual pongo en duda), tendrá una ventaja ante sus contendientes en seis años.

Por cierto, aquí les presento el comunicado del anuncio de su nuevo cargo en la ONU:

Eligen a Marcelo Ebrard Presidente de La Red Global de Ciudades Seguras

Imagen:Ciudad Capital