¿Los legisladores deben contar con un nivel mínimo de estudios?

No sólo los intereses partidistas son un obstáculo para crear leyes que de verdad sirvan a los ciudadanos, sino que también muchas veces quienes nos "representan" legislan sobre temas de los que no tienen idea o han aprendido en el camino sin educación formal.

¿Qué tan educados están nuestros legisladores? El periódico El Economista hace un listado de algunos casos preocupantes en el Senado de la República.

Toma protesta diputados

De acuerdo a la Constitución para ser senador se requiere:

  • Ser ciudadano mexicano
  • Tener 25 años cumplidos al día de la elección
  • Ser originario del estado que se busca representar o vecino con residencia efectiva de por lo menos seis meses
  • No estar en servicio activo en el Ejército
  • No ser titular de organismos autónomos, desconcentrados, secretarías, subsecretarías o ministro de la Suprema Corte
  • No ser ministro religioso

Sin embargo, no se menciona nada sobre un requisito mínimo de educación; al igual que en el caso de los diputados. ¿Deberíamos pedir un grado mínimo de estudios para ser legislador? Ante esta pregunta en alguna ocasión un servidor público me dijo que sí para los senadores, pero no para los diputados. La idea detrás de esta afirmación era que, al ser los diputados representantes directos de la población, debían estar representados con sus aciertos y sus errores, incluyendo la falta de educación.

De manera contraria, los senadores, al ser representantes de los miembros de la Federación (los estados) debían tener una preparación mínima que les permitiera legislar con bases en favor de sus representados. Sin embargo esto no sucede y vemos cómo muchos de ellos brincan de una Cámara a otra.

Ahora, si recordamos cómo funciona el Congreso y tomamos en cuenta que cada Cámara tiene ciertas Comisiones que se supone integran legisladores expertos en la materia para poder dictaminar las iniciativas, ¿qué pasa con aquellos que no tienen educación suficiente o no son profesionistas expertos en tema alguno? ¿Cuántos habrán discutido y discutirán un tema tan complejo como la reforma laboral sin saber algo relacionado a ésto?

Regresando a la información de El Economista, aquí algunos senadores con educación incompleta o inconclusa:

  • Isaías González Cuevas del PRI, líder sindical, solo tiene estudios de secundaria
  • Martha Elena García Gómez del PAN solo tiene estudios técnicos en contaduría
  • Armando Neyr­a Chávez del PRI solo presenta estudios de primaria y es un reconocido sindicalista en el Estado de México
  • Isidro Pedraza del PRD es pasante de licenciatura en Ciencias de la Educación
  • El perredista Luis Sánchez, vicepresidente del Senado, no tiene registro de estudios en el Sistema de Información Legislativa
  • Ana Gabriela Guevara, estudió la licenciatura en Comunicación, pero no cuenta con título
  • El senador del PVEM, Carlos Alberto Puente, solo tiene estudios de preparatoria

Y como estos hay muchos más casos.

¿Debemos pedir un nivel de educación mínimo para ocupar cargos públicos? Algunos dirán que sí, otros que no. También debemos tomar en cuenta que a pesar de no tener estudios hay gente que mediante su experiencia laboral ha podido compensar la falta de estudios profesionales, pero muy probablemente serán los menos.

Y en caso de responder afirmativamente, ¿cuál debería ser el mínimo? ¿Cómo saber que después de cierto grado se está preparado? Aunque muchos quisiéramos que quienes elaboran nuestras leyes cuenten con un mínimo de educación, la realidad es que imponer un límite es arbitrario y no garantiza nada. ¿O a alguien se le ocurre una solución?

Imagen: Maya sin fronteras