México, segundo país más homofóbico de América Latina

A pesar de ser uno de los pocos países de la región donde se permiten bodas entre personas del mismo sexo, México también se ubica en la lista de los países más homofóbicos ocupando la segunda posición en América Latina, solo detrás de Brasil.

El estado donde existe mayor preocupación es Nayarit, donde en los últimos meses se han incrementado alarmantemente los crímenes a personas integrantes de la comunidad LGBT; aumentando el número de casos desde finales de mayo, pocas semanas después de celebrarse en ese mismo estado el Día Mundial contra la Homofobia.

Desde entonces se han registrado siete muertes a integrantes de diversas comunidades en Nayarit; entre ellas la de un menor de edad encontrado el 19 de junio con signos de tortura. Lamentablemente las autoridades estatales se han hecho de la vista gorda y las averiguaciones sobre estos crímenes no han avanzado.

Me dijeron: "dénos 72 horas para dar con los responsables", pero han pasado casi cuatro meses y no se sabe nada, ahora nadie me quiere atender y todos se echan la bolita.

Lo mas lamentable de todo esto es la complicidad de las autoridades con los delincuentes. El diputado perredista Rodrigo González Barrios confesó que incluso los propios policías obligaban a los miembros de estas comunidades a tener sexo con ellos. Esto levanta muchas suspicacias sobre la relación entre los criminales con las autoridades locales. O incluso existe la posibilidad de que estas muertes sean obra directa de algún funcionario público. No sería la primera vez que se desatan sospechas similares. En el Estado de México algunos miembros de la comunidad gay dijeron ser perseguidos por el gobierno de nuestro actual presidente electo Enrique Peña Nieto.

Es una lástima que todavía no se acepten a los gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgénero, travestis e intersexuales como personas con los mismos derechos que tienen los heterosexuales. Desgraciadamente algunas autoridades --y muchos ciudadanos-- todavía actúan como si estuviéramos en el siglo XV: "¿Lo mataron? Que bueno, sirve que se van acabando".

Foto: lajornadajalisco