Luis Walton, alcalde de Acapulco, dice que el puerto está en quiebra

Es común ver cómo en cambio de administración salen a relucir los problemas de la entidad. Ahora le tocó a Acapulco.

Luis Walton, presidente municipal de Acapulco por las izquierdas e integrante de Movimiento Ciudadano, informó que la ciudad se encuentra en la ruina financiera a causa de la mala administración de Manuel Añorve, alcalde anterior del PRI.

Acapulco Tormenta Carlotta

De acuerdo al informe financiero que dio ayer, el gobierno municipal adeuda pagos laborales por más de 270 millones de pesos, tiene un déficit presupuestario por 300 millones de pesos y deuda contratada por 1.571 millones de pesos. La suma da obligaciones del municipio es por 2.142 millones de pesos, cifra que supera el presupuesto anual de la localidad.

Antes de dejar el cargo y de que se conociera el estado en que dejó las arcas municipales, Manuel Añorve dijo que la deuda con la que recibió la administración de manos de Félix Salgado Macedonio fue de 900 millones de pesos. Si las cifras son correctas, estamos hablando de un incremento de 138%, aunque Walton afirma que es de 400 por ciento.

Por un lado, Luis Walton ha pedido a los dirigentes de los partidos de izquierda que impulsen en el Congreso un punto de acuerdo para realizar una auditoria y encontrar a los responsables del desfalco. Pero por otro, independientemente de de quién sea la culpa, la situación económica del puerto deberá ser arreglada.

Desafortunadamente, los ajustes deberán implicar una reducción del gasto. El primer paso ya fue anunciado y consistirá en el recorte de personal, a lo que seguramente le seguirá la reducción del dinero destinado a algunos programas y obras públicas. Otra manera de sanear las finanzas es con el aumento de la recaudación mediante impuestos, cosa que implicaría un fuerte golpe para un gobierno de izquierda.

Sobre la solución, el edil dijo que dado que el gobierno del estado no tiene tampoco la capacidad financiera de ayudarle a sanear sus finanzas, debe ser el gobierno federal quien meta las manos para salvarlo. Si bien es cierto que el gobierno federal podría ayudarlos de alguna manera, lo mejor que se podría hacer es mejorar las condiciones de seguridad que de alguna manera han afectado las actividades turísticas en el puerto, aunque seguramente el gobierno calderonista no hará nada en los 17 días de gobierno que le restan.

Imagen: Síntesis informativa