Cenapred aclara el incidente del objeto que «cayó dentro» del Popocatépetl

A finales del mes pasado, Televisa captó con unas de sus cámaras un "objeto" rectangular que, al parecer, caía dentro del volcán Popocatépetl. Sabiendo que el sensacionalismo vende --y que necesitan justificar el gasto de tener las cámaras apuntando al volcán las 24 horas del día--, la televisora ha mostrado las imágenes en sus principales noticieros sin antes investigar de qué se trataba. La noticia se esparció por diversos medios nacionales e inmediatamente salieron muchos otros a decir que el objeto pertenecía a seres vivos de otro planeta. Sin embargo ya tenemos una versión científica de parte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la cual descarta la idea de que sea un objeto manejado por vida extraterrestre.

El Cenapred no tiene una, sino cuatro cámaras monitoreando del volcán las 24 horas. Una está ubicada en Altzomoni, la misma estación que la cámara de Televisa. Y efectivamente esta cámara captó un objeto exactamente a la misma hora que la televisora; sin embargo, el objeto capturado por la cámara del Cenapred no tiene la misma forma geométrica.

Según el informe del organismo mexicano, esto se puede deber a que las cámaras son de visión nocturna y por lo tanto son especialmente sensibles en condiciones de baja iluminación. Debido a esto, los pixeles se saturan fácilmente con la luz y permanecen "encendidos" por más tiempo; por lo que una cámara puede exagerar el tamaño de un objeto brillante.Eso explica la forma rectangular del objeto, pero entonces ¿qué fue lo que cayó en el cráter del Popocatépetl?

En realidad el objeto jamás pasó cerca del volcán. Los informes del Cenapred jamás registraron un sismo ni ningún impacto dentro del volcán en esa hora. Además, ninguna de las otras tres cámaras del Cenapred registraron el objeto; por lo que buscaron una respuesta a miles de kilómetros del Popo.

Justo en esa fecha se encontraban activas dos lluvias de estrellas: las Oriondas --del 2 de octubre al 7 de noviembre-- y las Táuridas --del 1 de octubre al 25 de noviembre--. Por la trayectoria del objeto capturado por las cámaras, el objeto luminoso podría ser un bólido de de la lluvia de estrellas Táuridas.

Sin embargo, el Cenapred no descarta que también pueda ser un fragmento de satélite artificial que haya dejado una traza luminosa similar a la de un meteoro. También aclaran que para confirmar una de estas dos hipótesis son necesarios "análisis exhaustivos a cargo de instituciones y expertos en áreas de astronomía y ciencias espaciales".

Con esta sencilla explicación el Cenapred echa por tierra cualquier teoría "ovni". El universo es inmensamente grande y la Tierra es solo un planeta de una estrella insignificante. Seguramente hay vida en otros planetas, pero no dentro del cráter del Popocatépetl.