México ante el nuevo sexenio según The Economist (1 de 3)

En la edición impresa del semanario británico The Economist, que sale a la venta mañana, hay un reporte especial sobre México que vale la pena revisar porque ofrece una perspectiva externa sobre nuestro país.

En este primera entrega compartiré y comentaré los textos referentes a la economía y la seguridad en el país.

Peña Nieto

Antes de que Enrique Peña Nieto tome posesión como nuevo Presidente de México, se reunirá con Barack Obama para dar inicio a la relación bilateral de su mandato. Tanto Peña como Obama han sido electos recientemente y en ambos procesos el semanario británico apoyó a los candidatos ganadores. Siendo vecinos y teniendo quizá la relación comercial fuerte del mundo, inician con la presentación de una reflexión con las áreas que sin duda deberán ser prioridad en los próximos años.

La principal idea que guía el texto es sencilla: México está despertando. En los últimos años nuestro país ha cambiado mucho, mientras Estados Unidos no se ha dado cuenta que poco a poco dejamos de ser su patio trasero y el patito feo de América del Norte. Contrario a lo que hace algunos meses era considerado como un probable "Estado fallido", The Economist dice que "a la economía y sociedad mexicana le esta yendo bastante bien. Incluso la violencia, concentrada en pocas áreas, parece que empieza a ceder".

La principal fortaleza económica de México y de la cual Estados Unidos se puede aprovechar, es la reducción del diferencia de salarios en las actividades manufactureras entre nuestro país y China. Este comportamiento lo podemos ver en el siguiente gráfico que muestra el salario promedio por hora en dólares en ambas naciones:

Economist Salarios

Ante este incremento en los costos de producción, Estados Unidos debería voltear a ver a México como un aliado potencial y futura fuente principal de importaciones debido a la cercanía geográfica. De hecho, la tendencia de las importaciones desde China ha comenzado a bajar, favoreciendo a los productos mexicanos:

Economist Importaciones

Pero estas ventajas no son suficientes para que Peña Nieto impulsa la economía al tan ansiado 6% que el país necesita. La publicación identifica los principales problemas que deben ser resueltos para aprovechar el potencial económico del país: la inseguridad, los monopolios, la "tramititis" y la corrupción.

El ejemplo más grande que pone la revista es Carlos Slim, cuya gran presencia en la mayoría de los monopolios sería el principal reto para Peña Nieto, su equipo y las instituciones reguladoras.

La penetración de celulares es de 85%, más o menos lo mismo que en Irak. Una conexión a internet en México cuesta casi el doble que en Chile. Y no ayuda que las telecomunicaciones son casi un monopolio. Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, controla las compañías que acumulan alrededor del 80% de las líneas telefónicas, 75% de las conexiones a internet y 70% de los números celulares.

Casi todo el pan en México viene de Bimbo, el cemento de Cemex y la televisión de Televisa. Casi un tercio del gasto de los hogares va a productos de un monopolio o con proveedores oligopólicos.

Entre líneas, esta es una advertencia para el gobierno entrante, al afirmar que la herencia monopolística de México es resultado de la estructura del antiguo régimen que obtenía favores mediante el otorgamiento de este tipo de privilegios.

Aunado a la dificultad de competir contra estos gigantes empresariales, México aún debe simplificar los engorrosos trámites que evitan el surgimiento de nuevos negocios, aunque es un tema en el que ha habido avances. A esto, yo le sumaría la dificultad para obtener créditos bancarios que permitan financiar las etapas iniciales de dichas empresas.

Asimismo, una reforma fiscal que simplifique los trámites tributarios sería de gran ayuda. Esta tramitología es fuente corrupción, la cual se estima alcanzan los 32 mil millones de pesos.

Finalmente, queda el tema de la inseguridad. El futuro presidente mexicano ha prometido que en su primer año de gobierno los asesinatos serán reducidos a la mitad. Su estrategia para que esto suceda ya ha sido puesta en marcha con el regreso de las fuerzas policiales a la Secretaría de Gobernación, aunque muchos temen que esto implique un regreso a los pactos con las organizaciones criminales.

La abrumadora cantidad de muertes han demostrado que la estrategia de Calderón no ha dado resultados y, tras seis años de lucha, el coqueteo del país con la legalización de la marihuana es prueba suficiente de que se trata de un problema de salud pública, no uno de seguridad.

Economist Homicidios

Los retos que enfrenta Peña Nieto son grandes, principalmente porque si quiere diferenciarse de los sexenios panistas y dar la imagen del "nuevo PRI" que tanto aclaman, el progreso económico será uno de los grandes objetivos. La economía mexicana en su conjunto se muestra sólida y la coyuntura internacional pone a México en una posición privilegiada, la cual puede explotarse si cambios mayores son hechos.

¿Se atreverá a hacerlos Peña Nieto o veremos regresar al régimen? Es la gran pregunta.

Ya están disponibles la segunda y tercera parte.

Foto: Solo Opiniones