Senado pide al IFE excluir domicilio de la credencial de elector

Las nuevas credenciales que emita el Instituto Federal Electoral (IFE) a partir de 2012 podrían ser totalmente diferentes a las actualmente vigentes. Esto es porque el Senado de la República ha exhortado al IFE a que elimine el domicilio de las credenciales para votar con el fin de evitar extorsiones, secuestros e incluso robo de identidad.

La propuesta la ha hecho el priísta Arturo Zamora Jiménez y justifica su propuesta con datos del Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad, el cual asegura en seis de cada diez casos los integrantes de bandas de secuestradores que retuvieron a sus víctimas, usaron información de la credencial para facilitar la extorsión. Además el Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal registra anualmente 50 mil casos de extorsiones en la que los delincuentes utilizaron información de la credencial.

Sin embargo, el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales establece que el documento debe contener la dirección del ciudadano, por lo que el Senado necesitaría reformar el artículo 200 de dicho código para que el IFE pueda proceder a eliminar el domicilio.

Aunque pareciera que el omitir este dato obligará a diversas dependencias a pedir mayor cantidad de documentos para realizar un trámite, el senador argumenta que la credencial de elector no es considerada un comprobante de domicilio. Y a decir verdad, si no mal recuerdo, creo que siempre piden un recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con no mas de dos meses de antiguedad; por lo que no afectaría la mayoría de los trámites ante dependencias de gobierno.

Nunca he entendido porqué es imprescindible la credencial del IFE para votar. Si ya tienen un padrón, creo que cualquiera debería poder votar ya sea con una licencia de manejo, pasaporte o cualquier documento oficial. Así se evitaría que muchos ciudadanos dejaran de emitir su sufragio por robo, extravío e incluso porque un partido político se las retuvo a cambio de una despensa.

Con la llegada de la Cédula de Identidad Ciudadana se abriría la oportunidad para hacer una reforma en la que no se necesitara de una credencial del IFE como documento obligatorio para el sufragio. Así se ahorrarían millones de pesos en reposición de credenciales solo por el cambio de domicilio.

Foto: vertigopolitico