Legisladores del PVEM urgen a regular manifestaciones en el DF

La fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México presentó en la asamblea del Distrito Federal, de mano del diputado Alberto Cinta Martínez, la iniciativa de Ley de Manifestaciones y Marchas, la cual busca "armonizar su práctica con el resto de regulaciones y derechos de la sociedad".

En su turno al micrófono del estrado, Cinta Martínez urgió a la Comisión de Administración Pública Local aprobar esta propuesta a la brevedad, al aclarar que no se quiere limitar las libertades de expresión y manifestación contenidas en la Constitución, sino dar orden a estos actos masivos con el fin de no perjudicar a nadie.

La iniciativa, en caso de ser aprobada, obligaría a los manifestantes a estar identificados durante las manifestaciones, por lo que marchar encapuchado u ocultando la identidad estaría prohibido. Por su parte, las autoridades tendrían que garantizar la seguridad de todos los participantes y brindar servicios médicos de emergencia.

Se contempla también la prohibición de manifestaciones en sitios históricos, culturales, turísticos o que se consideren fundamentales en el desarrollo y administración de la ciudad, esto para evitar afectaciones económicas y el deterioro del patrimonio de la ciudad. En cambio, se promueve que se otorguen tiempos en radio y televisión para difundir las demandas y planteamientos de los grupos activistas.

Esta ley también pretende linear los cómo y los cuándo: sólo podrán realizarse manifestaciones de lunes a jueves entre 9:30 y 12:00 horas y de las 15:00 a 18:30 horas, y cuando se marche sobre avenidas, sólo podrán ocupar el 50 por ciento de ellas. Además, prohíbe de tajo manifestaciones en calles de un solo carril y en caso de hacer uso de la acera, tendrá que ser la derecha. De no ser acatadas estas normas, la ley también contempla multas.

Según el político y empresario responsable de la iniciativa, una marcha llega a costar a comerciantes y vecinos hasta 400 millones de pesos, además de que el tiempo de traslado diario promedio de un habitante de la ciudad de México aumentó de 0.5 a 1.21. También lo planteó como un problema ecológico, al mencionar las miles de toneladas de CO2 que se generan tras verse afectadas las vialidades.

Durante su campaña, Miguel Ángel Mancera propuso ordenar las manifestaciones; el PAN hizo lo mismo durante el año pasado, así que quizás veamos cambios muy pronto en la manera en la que la gente marcha en las calles del Distrito Federal. Ojalá algún día alguien proponga atacar los problemas de raíz en vez de tapar soles con un dedo.