Se agrava la situación financiera de algunos estados y municipios

Desde hace algunos meses se ha hecho énfasis en los problemas de liquidez que tienen algunos estados y municipios. Algunos de los casos más sonados son los de Jalisco, cuya deuda alcanzada en el gobierno panista de Emilio González, ocasiono al estado caer en incumplimiento de pagos y la caída de su calificación crediticia al nivel más bajo. Otras entidades en problemas son los municipios de Acapulco y Cuernavaca, quienes han entrado al Buró de Crédito.

Luis Videgaray

La situación del alto endeudamiento de los estados y municipios es grave y preocupante debido a la incapacidad de los gobiernos de cumplir con su pago. Hay entidades cuyo monto de deuda con respecto al presupuesto que reciben de la Federación es muy elevado, resultado imposible cumplir con sus obligaciones.

Hace unas semanas algunos diputados pidieron que el Gobierno Federal ayudara a las entidades con estos problemas mediante un rescate y el aumento de las participaciones federales en próximos años. Esta solución, ya descartada por la Secretaría de Hacienda, tiene dos problemas: no ataca el verdadero problema, y crea incentivos perversos para que se vuelvan a endeudar si se da la señal de que el Gobierno Federal acudirá al rescate.

¿Qué se necesita para resolver esta situación? En primer lugar, que las entidades endeudadas se apresuren a renegociar su deuda para alcanzar un esquema de pagos que les permita no caer en insolvencia, como ya ha sucedido con Jalisco. En segundo lugar, en el corto plazo es necesario que los gobiernos locales reordenen su gasto para eliminar aquellos que son innecesarios y que aumenten su recaudación.

Luego, hay que preguntarnos por qué se endeudan tanto. Sin duda parte del problema es el uso de recursos en acciones improductivas o su desvío con otros fines, pero también es necesario ver que los estados y municipios se apoyan mucho en las aportaciones federales y no recaudan por sus propios medios.

Adicionalmente, la legislación que hay para evitar este tipo de desórdenes a nivel local no es muy buena, por lo que es necesario fortalecerla, tanto en cuestión del endeudamiento de los gobiernos como en la contabilidad de los recursos usados (algo en lo que ya hay avances).

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha dicho que se están preparando reformas a la ley para poner en orden esta situación. Hay que ver que la propuesta que se haga sea de verdad una solución al problema y no un parche más a la deficiente legislación en el tema.

Por cierto, estas declaraciones las hizo luego de dar a conocer el nombramiento de Mario de Costanzo (Secretario de Hacienda Legítimo de AMLO) al frente de la Condusef. Cosa más extraña esta designación.

Imagen: Solo Opiniones