El morbo electoral mexicano de 2013

Los mexicanos somos una sociedad politizada, pero sólo cuando estamos en tiempo de campañas. Le tenemos un morbo electoral a nuestros partidos y políticos para qué analizar sus propuestas cuando podemos ver quién es más el guapo o quien tuvo menos escándalos en el pasado.

kiko castro

Es morbosa la política, sí, pero al mexicano le gusta estar dentro del juego, sobre todo al momento de elegir, ya después nos desiteresamos. Terminamos unas elecciones cuando ya queremos que empiecen otras.

El clamor de las elecciones empieza varios años antes (¿recuerda usted al ex gobernador del EDOMEX Enrique Peña Nieto?). Tuve en prepa, un profesor de historia que decía que Porfirio Díaz instauró los gobiernos sexenales para dedicar el primer año al clima post electoral, trabajar cuatro años y todo el último año era para hacer campaña. Cuando los revolucionarios se fueron en contra de Díaz lo regresaron a cuatro... no tardaron en darse cuenta que el General tenía razón, hay que dedicarle un par de años al show electoral.

Después de elegir al presidente más guapo , que además se casó con una de las actrices más envidiadas y juntos comparten una hermosa y numerosa familia, nos hacía falta la recarga, a seis meses de gobierno.

Enrique Peña Nieto hace campaña y bluff político todos los días. Con sólo ver la primera plana del Sol de México lo podemos comprobar, pero quienes se quedaron atrás fueron los dirigentes nacionales de los partidos de oposición. Gustavo Madero y Jesús Zambrano salen en las noticias porque trabajan en el Pacto por México, pero para apoyar a sus candidatos hay que hacer más que eso.

Para la elección a la gubernatura californiana, Madero y Zambrano se unieron y desde que la ley les permitió pautar spots, se pusieron el maquillaje y fueron los primeros en aparecer en televisión, criticando a los candidatos y dirigentes priístas.

7 de julio, día de la elección. Además de gatos y candidatos independientes que buscaban ser electos como alcaldes, había que decidir quién, si Francisco 'Kiko' Vega o Fernando Castro Trenti ocuparían el cargo de gobernador.

Para echarle leña al morbo en la tarde, los dos dirigentes nacionales, PRI y PAN, salieron a decir que habían ganado Baja California. En la conferencia de prensa del PAN no estaba presente el candidato Vega, se quedó en su casa y Madero habló solito. ¿Se imagina usted que lo declaran ganador y no está en el podium festejando? En el lado priísta festejaron hasta con mariachis, pero que a César Camacho le tocó regañiza por salir a decirlo.

Como nos gusta recordar la caída del sistema en 1988, el PREP presentó fallas. Es interesante el análisis que realizó ADNPolítico durante la madrugada. Los números no cuadraban y le daban una ventaja por décimas a Francisco Vega. Después invalidaron el programa y le echaron la culpa a la empresa contratada, que ya había metido la pata varias veces. Ahora sí va el voto por voto, acta por acta, casilla por casilla. ¡Qué hubiera dado Andrés Manuel por estar presente esta elección!

Seguimos esperando qué partido se quedó con Baja California, y por supuesto, seguimos sacando trapitos de los candidatos sus partidos. Ricardo Alemán dice que la elección ya estaba pactada desde marzo para el PAN y por eso regañaron a César Camacho.

Aún queda toda la semana llena de noticias electorales y no nos quedaremos sin chismes. El morbo electoral regresa en 2014 con alcaldías y gobiernos locales en seis estados y en 2015 se pone mejor porque renovamos a los diputados federales y a los delegados del DF.

Imagen: Unión Jalisco