IPN desarrolla textiles inteligentes para mejorar la calidad de vida

La Escuela Superior de Ingeniería Textil (ESIT) del Instituto Politécnico Nacional, está trabajando en la fabricación de textiles inteligentes que permitan la fabricación de prendas estrechas y compactas al cuerpo humano, que se compongan de yerbas medicinales para inhibir el estrés.

Telas capaces de proporcionar mejor calidad de vida y proporcionar bienestar.

telas-inteligentes

La directora del Departamento de Confección de la ESIT, Elvira Cruz Osorio, afirmó que México tiene que generar tecnología para que las prendas que vistamos sean capaces de calmar algunos malestares por medio de la herbolaria en la tela y así cortar la brecha que tenemos con naciones europeas y asiáticas, que nos llevan la delantera en este campo.

“Uno de los rubros donde mayor impacto tendrán las telas inteligentes es el de la salud, pues malestares como la diabetes encontrarán cierto alivio; por ejemplo, a partir de calcetines que evitarán la infección del pie”.

“Evitar la resequedad o la infección de la piel es una de las posibilidades de las telas o fibras que, fabricadas con determinada tecnología textil, lo posibilitarán.

“Las vendas médicas o férulas, gasas o parches cicatrizantes pueden disponer de cualidades curativas. Asimismo, los hilos de sutura en las intervenciones quirúrgicas serán más eficientes y adaptables al organismo humano”, añadió la investigadora Cruz Osorio.

La investigación incluye además el análisis sobre las propiedades químicas y mecánicas de varios textiles, así que se planea darles una aplicación particular, como por ejemplo, antibacterial, o que permita la autoeliminación de malos olores, antihongo o que retarden el calor y flama.

Además se analiza la técnica de impregnación-secado, la pigmentación de las telas y la termocomaticidad, que es el cambio de color de la tela por la temperatura, así como la fotoluminiscencia o acabados luminiscentes, que tiene que ver con polímeros que generan luz en la prenda de vestir.

Ya no vemos tan lejano lo que se escribe en los relatos de ciencia ficción, donde la ropa se adapta al clima, se camuflajea, protege contra las bacterias y hasta monitorea nuestros signos vitales o igual y hasta algún conjunto que te vista sólo... ¡yo necesitaría un par de esos y un guardarropa entero de ropa resistente a las manchas!