México, el país menos adicto a Internet

Será por tener una de las conexiones más lentas a Internet dentro de los países miembros de la OCDE, o porque el porcentaje de mexicanos con acceso a la red es alrededor del 40%, pero un nuevo ranking, coloca a México como el país menos adicto al consumo de Internet, reporta Sin Embargo.

20130715-105933 a.m..jpg

Aunque para muchos podría ser un buen indicador, es también algo para poner atención, porque si bien, no somos tan dependientes de la red como otros países, nuestro acceso está limitado por razones políticas y por un tema de monopolios.

El dato lo entrega NOP WORLD, una agencia de mercado nacida en Inglaterra, quien realizó el estudio en 30 países calculando el consumo en cuanto a semanas. Taiwan se coloca en primer lugar con un promedio de 12.6 horas a la semana a través de computadoras y teléfonos celulares. También aparecen España y China como los países más adictos.

Según el reporte, en México estamos conectados a Internet un promedio de 6.3 horas a la semana e indicó que la población mexicana conectada a Internet asciende a los 45.1 millones de personas, ocupando el último lugar en la lista de esta agencia.

Comparando los datos con agencias mexicanas, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) presentó hace unos meses, la actualización de su estudio "Hábitos y Consumo de Internet en México" donde reveló que en 2012 el promedio de consumo diario de Internet fue de 5 horas un minuto, 67 minutos más que en 2011.

Con datos del INEGI, solamente 23% de los hogares del país poseen una computadora en casa, por lo que la población restante accede a la red a través de Cafés-Internet o en la escuela y otros sitios públicos, por lo cual es complicado pasar mucho tiempo pegados a la pantalla.

Quizá nuestra poca adicción a la red también tenga que ver con que somos uno de los países con la banda ancha más lenta de los países de la OCDE. La velocidad promedio registrada en México es de 11.2mbps, mientras que a la cabeza de la lista aparece Japón con 136.28mbps, la diferencia es 10 veces mayor.

Más allá de ser adictos o no, es también reabrir el debate sobre la brecha digital que vivimos en nuestro país. La poca conectividad y el difícil acceso, dificultan la inclusión de nuestro país en el mundo digital. Se supone que con la llegada de la Reforma en Telecomunicaciones, estos números mejorarán, los precios serán mucho más accesibles y la infraestructura se optimizará, aunque no será de la noche a la mañana, pero que no se quede así, porque en México seguimos siendo analfabetas digitales.

Fotografía: Photoree