Ya dejen de llorar por el Pacto por México

La figura del presidente Enrique Peña Nieto es muy fuerte. En seis meses logró lo que Calderón intentó en seis años. Será porque llegó con todo el aparato priísta, redujo cargos y le dio más poder a Miguel Ángel Osorio Chong en la Secretaría de Gobernación, permitiéndole gobernar todo el gabinete y el país desde Bucareli. Pero la mejor idea de todas, que surgió a los pocos días de tomar posesión, fue la creación del Pacto por México, porque puso a sus pies a los dos partidos de oposición.

20130718-091652 a.m..jpg

Aunque tiene una enorme campaña en medios, que inició desde que era gobernador del Estado de México, sus apariciones diarias en la prensa hacen parecer que gobierna para la televisión más que para los ciudadanos, pero eso le permite llevar las riendas del país a su manera, aunque la oposición no esté de acuerdo con él.

Gustavo Madero y Jesús Zambrano tienen las manos más que atadas, antes pierden su fuerza política dentro de sus partidos en peleas internas que cuestionar la figura del presidente. Acusan las prácticas tradicionales priístas a la hora de hacer campaña, como el escándalo por la Cruzada contra el Hambre en Veracruz o la manera en la que querían hacerse del gobierno de Baja California porque si no lo hacen pierden credibilidad ante sus propios seguidores, pero cuando hay que trabajar bajan la cabeza y hacen lo que el Secretario de Gobernación diga.

Una y otra vez amenazan con salirse del Pacto por México, lloriquean y dicen que el PRI se está pasando de la raya, tanto PRD como PAN lo han hecho, pero siempre reciben una llamada de Gobernación citándolos o invitándolos a reunirse y salen diciendo que siempre sí se quedan, aunque seguirán exponiendo su inconformidad y prioridades en la agenda legislativa.

Recientemente la revista The Economist difundió la idea de que Peña Nieto debería permitir que el PRI no ganara en Baja California y el estado se conservara panista. En el momento en el que Fernando Castro Trenti (PRI) decidió impugnar la elección y pedir el conteo voto por voto, recibió una llamada del señor Chong -citando a Andrés Manuel-.En el mismo día que pidieron el conteo lo rechazaron. El Instituto Electoral dio el triunfo "Kiko" Vega y el PAN celebró.

Zambrano ahora tiene que rendir cuentas porque al Sol Azteca no le fue tan bien, por ponerse a ayudar al PAN. Y la legión de Encinas, Bejarano y Ebrard se le está rebelando y ya dijeron que tampoco quieren seguir con el Pacto.

Si la oposición tiene que unirse para llorar en conjunto por deshacerse de un Pacto firmado entre líderes de partido en contra de la figura presidencial, algo me dice que Peña sí supo mover esas cartas para imponer el orden y equilibrio político... y dejar que los partidos se maten entre sí, ¿divide y vencerás?

¿Qué tal si los partidos se enfrentan al Ejecutivo en el Congreso, donde pueden juntarse en mayoría, para ponerle una carrera de obstáculos a la enorme cantidad de compromisos, que ante notario, firmó Peña Nieto? En lugar de pasarse semanas derramando lágrimas y jugando a aparecer en primera plana por amenazas que sabemos no llegarán a ningún lugar.

Fotografía: Starmedia