Curiosidades de la Catedral Metropolitana

La semana pasada les contábamos de las celebraciones que se estarán llevando a cabo hasta el próximo noviembre para festejar los 200 años de la terminación de la Catedral Metropolitana, símbolo de la capital mexicana. Sin embargo, este edificio no es sólo un lugar de oración, de ahí que en honor a estos 200 años quise compartir con ustedes algunas de los atractivos o curiosidades de la Catedral Metropolitana:

catedral-metropolitana-de-mexico-exterior-03

La arquitectura

La Catedral de México se construyó a lo largo de casi tres siglos y con numerosos arquitectos a su cargo. Por ello, no es extraño que en sus exteriores e interiores guarde una variedad de estilos que van desde el gótico, proveniente del diseño original, hasta el neoclásico y el barroco. El templo tiene un peso de 127 toneladas, cuenta con cinco naves y una fachada principal en la que se pueden observar esculturas, relieves y un escudo de bronce con el águila de nuestro escudo, además de algunas obras de Tolsá, quien fue el responsable de su terminación. En suma, este espacio es un gran ejemplo de la arquitectura latinoamericana.

Ventanas arqueológicas

Las ventanas arqueológicas son, como su nombre lo indica, ventanas o miradores que durante las excavaciones se han dejado relativamente al descubierto para que la gente pueda ver los vestigios de nuestro pasado prehispánico y colonial. En el caso de la Catedral, a principios de 2007 se abrieron las primeras cuatro ventanas, a través de las cuales es posible observar muros coloniales, pintura mural, los restos de una antigua capilla y azulejos de los siglos XVII o XVIII. Es importante decir que estas cuatro ventanas están afuera del templo, por lo que sólo basta con acercarse un poco y poner atención para poder admirarlas.

La cripta arzobispal

Las criptas que resguardan los restos de cada uno de los arzobispos de la Arquidiócesis de México fueron construidas en 1937, aunque los elementos que ahí se pueden ver pertenecen a siglos anteriores. Por ejemplo, la puerta de acceso fue hecha con el mármol de la lápida de Monseñor Don Juan de Mañozca y Zamora (1634-1650) y está grabada con la biografía de este personaje además del escudo de armas de España. Aquí también se encuentran los restos de Fray Juan de Zumárraga, primer obispo y arzobispo de México; al igual que esculturas religiosas, objetos prehispánicos y la Cruz de Jerusalén, adornada con cristal y Talavera. Las criptas están abiertas de 10:30 a 15:30 horas y se pueden comprar los boletos en el atrio de la Catedral. Cabe señalar que el templo también conserva los restos de personajes de nuestra historia como Agustín de Iturbide y Anastacio Bustamante.

Arte virreinal y mexicano

La Catedral posee en su acervo más de dos mil reliquias y ornamentos. Algunos se encuentran en museos como el del Virreinato, en Tepotzotlán, sin embargo, otros se pueden admirar a simple vista en el recinto o son resguardados como parte del patrimonio de México. Tenemos por ejemplo obras de Martín de Voz, Juan Correa, Clemente Terrazas, Manuel Tolsá y Miguel Cabrera, además de muchas obras anónimas pero igualmente importantes, que permiten hacer un breve recorrido por el arte mexicano y sobre todo virreinal.

Foto: sitio oficial de la Catedral