Nombran a mexicano presidente de la Society For Conservation Biology

El mexicano Rodrigo Medellín Legorreta fue nombrado presidente de la Society for Conservation Biology (SCB), convirtiéndose en el primer latinoamericano en dirigir la asociación global que busca mitigar la pérdida de la biodiversidad y asegurar que el aprovechamiento de flora y fauna.

Rodrígo Medellín Legorreta

En un comunicado emitido por la UNAM, se detalló que la Society for Conservation Biology (SCB) realiza la ciencia básica necesaria para saber qué acciones deben implementarse a fin de contener la pérdida de biodiversidad, el cambio climático, así como para evitar extinciones y asegurar que el aprovechamiento de las especies de flora y fauna sea sustentable.

En 1985 nació este organismo, que actualmente cuenta con alrededor de cuatro mil integrantes en el mundo, quienes representan la vanguardia de la ciencia de la conservación y sustentabilidad con propuestas y herramientas científicas consolidadas.

La SCB, con sede en Estados Unidos e integrada por académicos, miembros de organizaciones no gubernamentales, trabajadores y estudiantes, es presidida desde el 1 de julio y hasta el 30 de junio de 2015, por Rodrigo A. Medellín Legorreta, investigador del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.

En su primer diagnóstico como titular de la SCB, Medellín Legorreta destacó que Asia es la zona más vulnerada por la pérdida de especies en el mundo; en tanto, el problema inaplazable para México es detener la deforestación.

"La plataforma que utilicé para la elección en el SCB fue maximizar los beneficios y la membresía en el mundo en desarrollo; visto de otro modo dije, entre comillas, me voy a olvidar un poco de Europa y de Estados Unidos y me enfocaré en maximizar los beneficios para la gente de Asia, África y Latinoamérica", mencionó.

CASO MEXICANO

El estudioso de mamíferos, conservador de murciélagos y escrutador del jaguar, Rodrigo Medellín, destacó que México es el quinto país con más biodiversidad en el mundo, tiene todos los ecosistemas y es el tercero con más especies de mamíferos, solo Indonesia y Brasil nos superan, pero tenemos problemas serios de aprovechamiento, que no es sustentable, y enfrentamos prácticas que no son compatibles con una visión de conservación.

El investigador citó dos casos emblemáticos con este tipo de prácticas inviables, como la pesca de camarón, en el que por cada kilogramo del crustáceo, mueren y se desperdician 40 de otros animales, como peces y moluscos, o los excesos contra las poblaciones de tiburones, que se hallan deprimidas y lastimadas.

“Aunque la deforestación es la situación más severa en la nación, en segunda instancia tenemos que lograr que las pesquerías sean sustentables. Todo lo que tiene que ver con pesca está hoy en la Secretaría de Agricultura, pero debe regresar a la de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pues aquélla sólo fomenta e impulsa la extracción de pescado y marisco, sin tener en cuenta la sustentabilidad. Al regresar a esta última será el momento en que podamos certificarlas”, concluyó.