¿Puede Pemex ser rentable y reportar pérdidas?

Una vez presentada la Reforma Energética empiezan a moverse los diferentes grupos de interés alrededor de uno de los temas más arraigados en los mexicanos: el petróleo.

Uno de los principales opositores, como todos pudimos suponer, es Andrés Manuel López Obrador, quien rápidamente publicó un video en el que hizo un llamado a defender el petróleo de quienes buscan privatizar el sector y robarse la renta petrolera.

Lo primero que hay que desmentirle al señor es que nadie está privatizando nada. Privatizar es transferir una empresa o actividad pública al sector privado. Ninguna paraestatal ni el sector energético se están vendiendo a privados; podrán participar y llevarse una parte que justamente les toca, pero la tenencia de los recursos sigue siendo del Estado.

No se privatiza nada y quien les diga eso, miente.

En segundo lugar, Andrés Manuel dice que hay una doble moral en el gobierno al justificar la Reforma con la idea de que Pemex está quebrada y necesita de capital privado para sobrevivir, mientras que en el extranjero se invita a privados a invertir porque la actividad es muy lucrativa.

Analicemos.

¿La extracción y venta del petróleo es lucrativa para Pemex y por eso privados estarían tentados a invertir? Sí, pero eso no quiere decir que la empresa no pueda tener problemas financieros.

En el documento al que hace referencia el excandidato presidencial (que pueden consultar aquí), se dice a potenciales inversionistas que:

  • Pemex es la empresa número 13 en América por ingresos con 125,300 millones de pesos en 2012
  • A nivel mundial es la 34
  • Es la cuarta productora de petróleo más grande del mundo desde 2008
  • México es el tercer país exportador más grande de petróleo a Estados Unidos
  • Su EBITDA (ganancias antes de impuestos, depreciaciones y amortizaciones) es superior al de todas las empresas listadas en el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores
  • Sus gastos en inversión son dos veces los de América Móvil
  • Pemex da alrededor del 35% de los ingresos federales, representando casi 5% del PIB
  • Su EBITDA es más grande que la de empresas petroleras como Exxon, Shell, Statoil, BP; Chevron y Petrobras

Ahora, AMLO afirma que para defender la Reforma Energética se dice que Pemex está quebrada. Pemex técnicamente está quebrada; pues tiene deudas que no alcanza a cubrir con sus ingresos, sino que los cubre con dinero de los contribuyentes. Esta ventaja la tiene ¡por ser una empresa del gobierno!

¿Qué pasa con Pemex? De acuerdo con el reporte de resultados de la empresa para 2012 (PDF) tenemos:

resultados pemex 2012

Esta tabla nos permite analizar cómo los ingresos por ventas se convierten poco a poco en pérdidas al restársele costos e impuestos. Cabe resaltar que esos "otros resultados integrales" que son el mayor golpe a los resultados de Pemex son en gran medida pasivos laborales.

Hay que diferenciar dos cosas. En primer lugar, la Reforma Energética ayudaría a mejorar la situación financiera de Pemex al reducir la carga impositiva que tiene y reformar su estructura. Sin embargo, las cosas no cambiarán mucho mientras no se ataque el sistema de pensiones, principal causante de dichos pasivos laborales.

Le otorgo a López Obrador la razón cuando dice que el gobierno no nos está diciendo todo sobre la situación financiera de Pemex, por lo menos no en el discurso; pero los datos están a la vista de todos.

Sin embargo, su principal acusación de que es una incongruencia que Pemex sea de las empresas más rentables y reporte pérdidas; esa si no se le puede pasar. El dinero que recibirán quienes se asocien con Pemex, de aprobarse la reforma, se vería reflejado en el renglón de "Participación en resultados de subsidiarias y asociadas que no consolidan", donde todavía hay dinero.

Sí, Pemex es rentable y puede reportar pérdidas.

Imagen: Realgas