El holandés errante de Wagner en el Cervantino

Caracterizado por la escala de sus orquestaciones —pocas sedes musicales a nivel mundial pueden alojar a una orquesta que cumpla con los requerimientos— la obra de Richard Wagner envuelve y se impone como una de las más complejas propuestas de música de cámara. La programación del Festival Cervantino de este año incluye la ópera El holandés errante de Wagner, una de las más reconocidas de este compositor que desde 1994 no se presenta en ningún escenario nacional y es ahora la más reciente producción de la Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes.

El holandés errante de Wagner
Conaculta

La directora general del INBA, María Cristina García Cepeda, destacó que esta puesta en escena se trata de una coproducción entre la Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Festival Internacional Cervantino.

“El hecho de que podamos llevar a cabo este tipo de coproducciones de esta magnitud es gracias al trabajo coordinado entre las instituciones. Este es el inicio de muchos proyectos que vamos a realizar conjuntamente”, indicó la titular del INBA.

Por otro lado, Jorge Volpi quien es el director del Festival, que la edición de este año inicia con un montaje las actividades para conmemorar el bicentenario del nacimiento de Richard Wagner.

“La ópera no es un arte anquilosado, al contrario; es un arte que suscita pasiones cotidianas y queremos que lo haga en el Festival Cervantino”, dijo Jorge Volpi quien agregó que uno de los elementos más importantes de la producción es la participación del director de escena mexicano Arturo Gama.

El holandés errante cuenta una leyenda tradicional de los marineros donde la posibilidad de redención se da a través del amor, mediante la historia de un capitán perseguido por una maldición, condenado a navegar sin tregua ante su soberbia, su única posibilidad de salvación es encontrar en algún puerto a una mujer que le regale su amor y fidelidad.

La ópera en tres actos se presentará el jueves 3, el martes 8 y el martes 15 de octubre a las 20:00 horas y el domingo 6 a las 17:00 horas en el Palacio de Bellas Artes; jueves 10 y sábado 12 de octubre a las 21:00 horas se presentará en el Teatro Juárez de la ciudad de Guanajuato.

El director artístico de la Ópera de Bellas Artes, Ramón Vargas señaló que la partitura que se utilizará en las funciones se obtuvo apenas este año; es una versión utilizada en el pasado Festival de Beirut y el argumento forma parte de una segunda versión de la ópera en la que se incluye la redención del personaje femenino, Senta.

El director Niksa Bareza explica que esta ópera surge a partir de que Richard Wagner abordara un barco al huir de sus acreedores en Riga y se perdía en las pequeñas islas del Mar del Norte en una tormenta. Wagner quiso representar la esencia dolorosa del mundo en un momento en que Europa entraba en la modernidad y al mismo tiempo vivía el espíritu del romanticismo. En cuanto a la propuesta escénica, Arturo Gama menciona que el mar está siempre presente en un mundo donde el buque está varado y abre espacios para la imaginación. El objetivo es mostrar a un hombre náufrago de sus recuerdos, a partir de una pieza que se mueve entre la realidad y la ficción.

“Wagner lanza posibilidades al vacío, uno de las más importantes de su filosofía musical es esa visión del amor más allá de la muerte, de ese amor eterno que es un tema muy romántico. Ese es el tema que a mí me interesa hacer en esta versión que llega a un espíritu artístico”.