Ahora sí, GDF contra las marchas

Pasaron semanas de protestas y plantones de la CNTE para que el Gobierno del Distrito Federal tomara la decisión de dejar de esperar a que los protestantes quisieran dialogar y resolver las cosas por la vía pacífica para que se pusieran las pilas y protegieran a los demás capitalinos que no paralizan la ciudad y que tratan de llevar su vida normal.

Héctor Serrano, secretario de gobierno del GDF, quiere aumentar las penas por protestas y ser más cuidadosos con las detenciones que se realizan, “Me parece que es importante, sin duda, actualizar la situación social que vivimos y sí ayudaría en mucho, por supuesto, que pudiera incrementarse la penalidad”.

CONFERENCIA DE PRENSA

En las últimas propuestas, informa Milenio, se han enviado a policías de otros agrupamientos que no están entrenados para recibir grupos de choque. Según el diario, uniformados de la policía Sectorial, Auxiliar y Bancaria y de Valores recibieron a las últimas marchas donde se vieron implicados grupos de anarquistas.

Acción Nacional presentó en la Asamblea Legislativa, una iniciativa para regular las protestas y marchas en la capital, Marco escribió anoche de ello. Y el PRD quiere que sea delito grave golpear a policías en las protestas. No tendrán derecho a fianza y se aumentará de tres a siete años el "ultraje a la autoridad". Actualmente el delito castiga con prisión de seis meses a dos años y multa de 20 a 100 días.

Las pérdidas en la Ciudad suman más de mil millones de pesos por las protestas que desde el 18 de agosto han caminado y afectado inmuebles. Según la Cámara de Comercios, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), los cierres de tiendas de abarrotes y negocios que cerraron cortinas para evitar saqueos reportaron caídas en sus ventas del 80%.

Y tardó el gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera en reaccionar. Su mensaje era dialogar para evitar confrontaciones con las marchas, y ahora sí quiere subir la pena. ¿Cuál es el mensaje ahora?

Fotografía: CCO Noticias