Cómo prevenir el cáncer de mama

Durante el mes de octubre se celebra en todo el mundo el mes de sensibilización sobre el cáncer de mama, una campaña con la que se pretende hacer conciencia sobre esta enfermedad, que produce 458 mil muertes al año. Aunque no se sabe a ciencia cierta qué causa este tipo de cáncer, la detección precoz y la práctica de medidas que ayuden a disminuir o eliminar factores de riesgo, son acciones que pueden ayudar en su prevención. ¿Cuáles son los factores de riesgo y qué medidas de prevención podemos seguir? Aquí se los presentamos:

cancer de seno

  1. No tener hijos o tenerlos a una edad avanzada. Aquellas mujeres que no han tenido hijos o tuvieron su primer hijo después de los 30 años tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno.

  2. Anticonceptivos. Según estudios, las mujeres que utilizan pastillas anticonceptivas tienen un riesgo mayor de padecer esta enfermedad. Por ello se recomienda elegir el dispositivo intrauterino (DIU) en lugar de la píldora.

  3. Hormonas. Las terapias hormonales administradas durante más de tres o cinco años son otro factor de riesgo. Por ello, lo mejor es evitar su consumo o limitar la terapia hormonal a uno o dos años como máximo.

  4. Alcohol. El consumo de bebidas alcohólicas está asociado con un aumento en el riesgo de padecer cáncer. Por ello, lo mejor es restringir su consumo.

  5. Sobrepeso u obesidad. Ambas condiciones aumentan el riesgo de cáncer de mama, especialmente cuando el sobrepeso se presenta después de la menopausia. Por elloo, es importante mantener un estilo de vida saludable con una buena alimentación y ejercicio frecuente. El ejercicio además ayuda a disminuir los niveles de estrógenos, lo que también es un factor importante pues las mujeres con mucho estrógeno en sangre tienen más riesgo de contraer esta enfermedad.

  6. Tabaco. Fumar aumenta el riesgo de contraer cualquier tipo de cáncer. De ahí que evitar el consumo del tabaco es quizá una de las mejores cosas que pueden hacer por su salud.

  7. Lactancia materna. Cuanto mayor sea el tiempo de lactancia, mayor será la protección que esta práctica les brinde a las mujeres.

¿Les parece exagerado? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 21% de todas las muertes por cáncer de mama en el mundo son atribuibles al consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, y la falta de actividad física. Por ello, es fundamental modificar aspectos de nuestra vida que ayuden a reducir la incidencia de este padecimiento.

También es fundamental la prevención a través de una detección precoz, pues esto mejorará el pronóstico y la supervivencia en caso de que ya se haya contraído la enfermedad. Para ello, una de las prácticas más utilizadas es la autoexploración, un método que se recomienda a partir de los 18 años, y que es recomendable practicar una vez al mes, de tres a cinco días después de la menstruación. ¿Cómo hacerlo? Pueden seguir esta guía publicada por breastcancer.org.